Buenos Aires. La actividad de la construcción tuvo un 2017 de reactivación, tras la caída sufrida el año anterior, y no sólo se iniciaron obras tanto privadas como públicas, sino que se recuperó el empleo, destacaron a Télam empresarios del sector, que afirmaron que en 2018 se consolidará esta tendencia. 

El presidente de la Cámara Industrial de Céramica Roja (Cicer), Fernando Rico, afirmó que "la consolidación del modelo económico evidenciado en nuestro sector por el espíritu del gobierno en facilitar el acceso al crédito hipotecario para la vivienda, fue percibida como elementos favorables a la construcción y en consecuencia, se aceleraron las decisiones de inversión que estaban retenidas".

"Durante 2018 las empresas productoras de ladrillo industrial, todas de capitales nacionales, estiman consolidar inversiones por más de US$30 millones en mejoras productivas y ampliaciones de la capacidad productiva, tendientes a satisfacer al mercado proporcionando productos de calidad como la nueva versión del ladrillo termoeficiente impulsando el ahorro energético en las viviendas", subrayó Rico.

Por su parte, el director ejecutivo del Grupo Bautec, Luis Oyuela, destacó que "el 2017 presentó una mejora respecto a 2016, aunque hubo muchas más consultas que concreciones", y explicó que esto se debió "a las altas tasas de interés y a que los inversores quieren ver más avances" en la economía.

"Somos optimistas con el futuro y entendemos que en la medida en que se baje la inflación, se disminuya el déficit fiscal y se consoliden las condiciones favorables para las inversiones, los años futuros serán mejores a los anteriores", afirmó Oyuela.