Lima. El sector construcción ha retomado cifras de crecimiento de dos dígitos y continuará impulsando el crecimiento económico en el presente año gracias al auge de la autoconstrucción y los proyectos de vivienda, señaló el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, René Cornejo.

“El sector construcción está jalando la economía. La última cifra que tenemos es de 14%, que es un aumento importante, pero hay que ser cauto ya que el sector es un poco volátil, sin embargo, no esperamos caídas”, declaró.

Indicó que para estimar la tasa de crecimiento del sector este año se tendrá que tomar en cuenta el impacto de las medidas que el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) está tomando y que se lanzarán en agosto para el segundo año del gobierno, esperándose profundizar las políticas en temas de vivienda.

“En este primer año se trató de hacer algunos ajustes, hay algunos temas que se tuvieron que parar, pero con el análisis que estamos haciendo pensamos que el próximo año seremos más agresivos”, dijo.

Asimismo, comentó que el MVCS está trabajando con las municipalidades para identificar la disponibilidad de terrenos por urbanizar en manos del Estado y hacer convenios para dotarlos de servicios públicos y ofrecerlos al mercado.

“Esperamos cerrar seis convenios hasta fines de mes con las municipalidades en provincias y en Lima”, expresó Cornejo.

Agregó que en coordinación con las municipalidades y las empresas de saneamiento se busca habilitar terrenos y canalizarlos hacia vivienda social, para generar mayor oferta sobre todo al interior del país y en las zonas periféricas.

“En el tema de la construcción en la ciudad intervienen las municipalidades, el ministerio es sólo accesorio y nos orientamos a vivienda social y a menor costo, e ir a la periferia donde los precios son más bajos”, acotó.

Subrayó que el potencial aún es grande y cada año se requiere urbanizar por lo menos 700 hectáreas.

Asimismo, expresó que el objetivo es mejorar la calidad de vida, lo que se logra con una identificación planificada y concentración de servicios como educación, parques y transporte.

“Por un lado tenemos la vivienda social en la periferia y viviendas en las ciudades, por ello es importante que los municipios puedan identificar los terrenos, y nos ponemos a disposición para colaborar con las empresas de saneamiento para desarrollar redes de agua y desagüe, entre otros”, concluyó.