El sector construcción experimentará un crecimiento bien cimentado en 2013, del 7,7%, pronosticó el Banco de Guatemala (Banguat).

Tras años de avances leves e incluso retrocesos, este año el impulso será significativo, dijo Édgar Barquín, presidente del Banguat, al matutino Siglo XXI.

De hecho, en 2012 el rubro apenas creció 1,5%. Este año, sin embargo, la obra pública y la edificación de viviendas marcarán una nueva etapa para los constructores.

“En años anteriores, efectivamente, hubo poca inversión del sector público, lo cual influyó en la caída del crecimiento, pero para este año hay un presupuesto mayor en el Gobierno para este tema, y la demanda de vivienda empieza a crecer”, dijo Barquín.

Los constructores no comparten tanto optimismo, ya que estiman que el Banguat desestima el impacto de la reforma fiscal.

Pelayo Llarena, presidente la Asociación Nacional de Constructores de Vivienda (Anacovi), Pelayo Llarena, apunta que la edificación de viviendas seguirá deprimida.

“No creemos que se vaya a cumplir esa proyección, ya que existe una incertidumbre fiscal tremenda. No se tiene nada claro, ni siquiera existen los reglamentos que le aclaren las cosas a uno en torno a la Actualización Tributaria”, planteó Llarena a dicho periódico.

El representante del gremio afirmó que la vivienda creció 5% el año pasado, pero en la actualidad los desarrolladores manifiestan incertidumbre debido a los cambios en materia tributaria.

En obra pública, Alejandro Sinibaldi, ministro de Comunicaciones, reveló que tienen presupuestado la inversión de unos $498.6 millones.

Entre los grandes proyectos de la cartera destacan la ampliación de carreteras que conectan con las fronteras de México y El Salvador y la finalización de la Franja Transversal del Norte.

Barquín resaltó la importancia que tiene el sector de la construcción, pues este representa el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) guatemalteco.