Los esquejes de pascuas, rosas, ponys, scheffleras, dracaenas y leather leaf fueron la clave para que el sector de flores exportara el año pasado US$84 millones.

De acuerdo con un informe de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), la cifra anterior es superior en 7.69% al cierre del 2010, cuando las ventas al exterior sumaron US$78 millones.

Según la Agexport, las expectativas son positivas para el 2012, pues se proyectan ventas por US$90.1 millones, es decir un aumento de US$6.1 millones, equivalente a un 7.2%.

La coordinadora de la Comisión de Ornamentales, Brigitte Obrock, explicó que a inicios del año pasado el sector había empezado a levantarse; sin embargo, la recuperación fue menos dinámica a mediados y finales de 2011 porque los pedidos internacionales empezaron a disminuir.

Además, agregó que el sector estaba acostumbrado a un crecimiento estable y sostenido de más del 12% anual desde hace 30 años, pero con la crisis financiera del 2008 “ha estado en constante lucha por mantenerse en crecimiento”.

Obrock detalló que como parte del esfuerzo por mantenerse, la comisión de ornamentales reforzó sus estrategias de mercadeo, las alianzas público privadas y puso en marcha acciones para certificar buenas prácticas de cultivo, capacitaciones en temas de manejo de plagas y enfermedades, poscosecha y empaque.

En la actualidad el sector de plantas ornamentales, follajes y flores genera 60 mil empleos, y está constituido por un grupo de 125 empresas productoras/exportadoras, las cuales producen alrededor de 80 especies y 200 variedades.