La tacita de plata. Así se puede considerar al sector de las telecomunicaciones, que -a pesar de la recesión- saca la cara por la economía no petrolera.

La imposibilidad de importar bienes de capital y elementos como decodificadores, teléfonos y fibra óptica, entre otros, coarta la posibilidad de crecer de manera horizontal con la ampliación de las redes y de forma vertical al ofrecer más servicios.

Salvo el año 2003, cuando registró números negativos (-5%), la actividad no ha parado de crecer (en muchos casos por encima de la economía en su conjunto) en los últimos nueve años y medio. El punto de arranque es el año 2000, cuando fue abierta la competencia en el segmento de telefonía fija o básica, hasta entonces monopolio de la hoy estatal Cantv.

Las comunicaciones registran 26 trimestres consecutivos de crecimiento, de acuerdo con el reporte del Banco Central de Venezuela. No obstante, la tendencia observada en los últimos tres años y medio es hacia la desaceleración.

Disminuido. En el primer semestre de este año la actividad repuntó 8,1%, mientras la economía cayó 3,5%.

El BCV indica que en el período el sector mantuvo la tendencia expansiva observada en los últimos años y destaca que en ello pesa la incorporación de tecnologías que permiten suministrar nuevos productos e incorporar un mayor número de usuarios a un servicio considerado social.

Y si bien el organismo no habla de desaceleración ni menciona el tema de menor disponibilidad de divisas, la realidad es que la actividad ya no crece como antes.

Carlos Sanoja, presidente de la Cámara de Empresas de Servicios de Telecomunicaciones, comentó que el comportamiento de la actividad lo explica la menor disponibilidad de divisas, así como también la maduración de ciertos segmentos de mercado como telefonía fija y móvil.

Mario Seijas, presidente de la Cámara Venezolana de Empresas de Televisión por Suscripción (Cavetesu), no lo duda.

"Tenemos enormes dificultades para conseguir los certificados de no producción", expresó al tiempo de precisar que de las solicitudes sólo les aprueban 10%.

La situación se traduce en la imposibilidad de importar bienes de capital y elementos como decodificadores, teléfonos y fibra óptica, entre otros, lo que coarta la posibilidad de crecer de manera horizontal con la ampliación de las redes y de forma vertical al ofrecer más servicios.

Este lunes, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) dio a conocer el balance correspondiente al segundo trimestre del año.

El informe "Estadísticas del sector telecomunicaciones al cierre del II trimestre de 2010" indica que, si bien mostraron ligeros repuntes, la telefonía fija local (5,53%) y la móvil (0,21% en el lapso de un año) no muestran el crecimiento de años anteriores. Incluso, en el caso del servicio de difusión por suscripción se observa un aumento en el número de clientes de 9,98% entre abril y junio en relación con igual período del año pasado.

De los servicios de telecomunicaciones, el que más creció fue Internet, que ganó 729.337 clientes en un año, para un total de 2,4 millones de abonados.

Alerta. Sanoja no duda de que el sector mantendrá la tendencia a la desaceleración, aunque reconoce mayor fluidez en la entrega de divisas. Teme consecuencias por retrasos en pagos a proveedores de servicios en el exterior.