Wines of Chile, entidad que reúne a las viñas del país que tienen actividades exportadoras, espera lograr exportaciones de vino embotellado chileno por US$3.000 millones para 2020 y doblar su actual cifra de envíos, que llegan a los US$1.500 millones.

Para lograr dicho objetivo, según explica René Merino, presidente de Wines of Chile, la idea será pasar de exportar 45 millones de cajas anuales a 80 millones de cajas, lo que demandaría una expansión en la superficie vitivinícola, implicando plantar 30 mil nuevas hectáreas, con una inversión de US$ 1.000 millones en la próxima década.

Los fondos también se destinarán a marketing y capacidad de bodegas.

En cuanto a marketing, se propone duplicar la inversión que realiza Wines of Chile, pasando de US$ 7 millones a US$ 14 millones anuales. Además, cada viña debe pasar de reinvertir el 7% de sus ventas a un 10%, colocando cerca de US$ 130 millones anuales en concepto de promoción y mejoramiento de la imagen país, de acuerdo a El Mercurio.

Para esto, se pretende incrementar la oferta, cuyo foco estará puesto en la expansión en Asia -donde Wines of Chile tendrá operativa una oficina en 2011-, junto con un mejor trabajo en EE.UU., Brasil, Europa y Canadá.