La industria argentina del calzado espera superar para 2012 la producción de 125 millones de pares, lo que significaría un aumento del 8,5% respecto a los 115 millones fabricados en 2011 en el país.

La estimación surge del análisis del sector de la Cámara de la Industria del Calzado (CIC) que advierte una demanda interna creciente con un consumo superior a los 3 pares de calzado per cápita y la posibilidad de abrir nuevos mercados externos.

Respecto de las exportaciones, el objetivo es incrementar el volumen actual, que es de 2 millones de pares, mientras que la producción anual es de 115 millones, con lo cual las proyecciones son altas.

En la Cámara se destaca que hay nichos puntuales en los que ya están trabajando los empresarios del sector, por ejemplo, botas de polo para vender a China, calzado de tango para Japón, o calzado de alta gama a Australia.

El salto en calidad y diseño explican el crecimiento de buena parte de las ventas externas, de las cuales el rubro calzado de cuero alcanzó el 53% del total exportado, representando los segmentos de alta gama un 14% del total con un precio promedio de US$67 el par.

Pero en el sector se destaca la importancia del mercado interno en la reactivación industrial a partir de la mejora de los indicadores macroeconómicos desde 2003.

La producción nacional de calzado presentó un crecimiento de 153%, alcanzando los 115 millones de pares en 2011, con un incremento del 9% respecto de 2010.

En general, los dirigentes de la CIC resaltaron las políticas para la defensa de la industria nacional, como las Licencias no Automáticas y las medidas antidumping; el impulso de las inversiones; el crecimiento del empleo industrial y el fortalecimiento del mercado interno.

Además, los industriales del sector destacaron la importancia de avanzar en la integración productiva con Brasil, para lo cual trabajan con el gobierno nacional en la renovación del acuerdo comercial que determina el cupo de pares a importar del vecino país, tras el convenio vigente en los últimos tres años.

Las proyecciones del Plan Estratégico Industrial Argentina 2020, establece que la cadena productiva del sector alcanzará en los próximos nueve años una producción anual de 200 millones de pares, la creación de 12.000 nuevos puestos de trabajo y aumentar sensiblemente las exportaciones.

La industria del calzado cuenta con unas 1.000 fábricas, predominantemente Pymes, ocupan a más de 70.000 personas en forma directa e indirecta y se localizan principalmente en el Gran Buenos Aires, en la Ciudad de Buenos Aires y en las Provincias de Córdoba y Santa Fe.

Se estima que aproximadamente el 50% de los pares producidos en Argentina son principalmente de cuero, y el resto de otros materiales como textiles, sintéticos, caucho y plástico.