Río de Janeiro. La producción de libros en Brasil cayó 10,87% en 2015, mientras que las ventas bajaron 10,65% debido a la crisis económica que vive el país, según un informe divulgado este jueves.

Los datos, presentados por la Cámara Brasileña del Libro (CBL) y el Sindicato Nacional de Editores de Libros (SNEL), muestran que el año pasado se compraron 109 millones de libros en el segmento de obras generales (literatura, autoayuda, biografías y otras obras de no ficción, lo que supone cerca de medio ejemplar por persona al año), aunque la facturación bajó 3,27% ante 2014.

La crisis económica que vive el país provocó que el gobierno no hiciera nuevas compras para el programa nacional de bibliotecas escolares, lo que repercutió negativamente en las ventas del sector.

Según el informe, la caída de ventas fue generalizada y afectó principalmente a los sectores de obras generales (-19,28%) y de libros técnicos y científicos (-19,76%), aunque también afectó a los libros didácticos (-5,98%) y los religiosos (-5,81%).