Santiago. Luego de que el presidente chileno, Sebatián Piñera, firmara el 18 de enero un decreto que establece nuevas normas de Material Particulado Fino 2,5 y de Emisión para Termoeléctricas, el sector eléctrico en Chile debería invertir hasta US$1.200 milones para ajustarse a esos nuevos requisitos.

Según el especialista de Central Energía, “la inversión requerida a nivel nacional está en un rango de US$900 millones a 1.200 millones”.

“Con la nueva normativa de emisión para las termoeléctricas cada una debiera invertir aproximadamente US$70 millones para adecuarse a las nuevas exigencias”, dijo la gerente general de Energética, María Isabel González, según consignó Estrategia.

González dijo que “las dos centrales de Guacolda, ubicada en la central de Atacama y controlada por AES Gener en 50%), la central Nuevas Ventanas y las seis centrales de E-CL, tendrían que reacomodarse a la nueva normativa.

La única central a carbón que no necesitaría modificaciones es Petropower, ubicada en la región del Biobío, al sur de Chile, cuya potencia alcanza 75 megavatios.