Las compañías eléctricas elogiaron la iniciativa gubernamental, que permitió en 10 años unir a la Argentina eléctricamente y satisfacer una demanda que creció 70%.

"Desde 2004 se construyeron más de 10.000 kilómetros de líneas de alta tensión (AT) y media tensión (MT), que permitieron unir a la Argentina electricamente", señala una solicitada de las transportistas.

En la misma se agrega que "la red aumentó su capacidad de transporte y junto con la incorporación de nuevas centrales, facilitaron que el consumo creciera desde 14.000 a 24.000MW".

Por su parte, las generadoras destacaron que "el crecimiento del país en los últimos años puso a las generadoras de electricidad frente al desafío de satisfacer el fuerte aumento de la demanda".

La publicación agrega que "en estos 10 años se realizaron obras de importancia en el parque de generación, que incorporó 8.700 megavatios de potencia al sistema, para alimentar el aumento de la demanda de casi 70%".

"Se construyeron nuevas centrales en distintos puntos del país y se terminaron Yacyretá y Atucha II. Diez provincias están conectadas al sistema eléctrico por 5.500 kilómetros de nuevas líneas de interconexión", señalan.

En sendos avisos publicados en un matutino porteño, Generación Mediterránea, Generación Rosario, Central Térmica Gral. Roca, Central Térmica La Rioja, Central Térmica Independencia, Central Térmica La banda y Central Térmica Frías, destacan "el compromiso y apoyo del Gobierno nacional, a través del Ministerio de Planificación, para concretar esas obras".

Por su parte, las transportadoras Transnoa y Transnea aseguran que "más energía es más crecimiento y una red federal es igualdad de oportunidades para todos".

Por último, señalan que por el acuerdo con el Gobierno nacional y el Ministerio de Planificación "estamos consolidando el presente y futuro del Norte Grande Eléctrico, para que 11 provincias del NOA NEA tengan mayor seguridad de abastecimiento eléctrico".