El sector industrial de Costa Rica pidió al gobierno que elabore un plan que permita reducir las tarifas de electricidad, que a su juicio están afectando la competitividad del país.

"Ya son muchos años de discutir. Llegó el momento de la acción. El creciente costo del recibo eléctrico nos afecta a todos, pero en especial a los de menor ingreso y al sector industrial", afirmó el presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), Juan Ramón Rivera.

Estas declaraciones se dieron ante funcionarios del gobierno en el marco del "V Congreso Nacional de Energía, Perspectivas con el Nuevo Gobierno y Herramientas para Lograr Eficiencia Energética", que se llevó a cabo hoy en San José.

"En los últimos cuatro años las encuestas de la Cámara de Industrias señalan este tema como el principal factor de pérdida de competitividad de las empresas", manifestó Rivera.

Entre las medidas recomendadas por la CICR se encuentra el establecimiento de una tarifa diferenciada, que sea más baja en los momentos del día que haya menos demanda y más alta en las horas de mayor demanda.

Los industriales también abogaron cambios en los parámetros técnicos a la hora de fijar aumentos tarifarios y que se agilicen los trámites para proyectos que buscan aumentar la generación mediante paneles solares, biogás, biomasa.

A largo plazo, la CICR propone que se elimine el tope establecido en la ley a la generación eléctrica privada, que actualmente es de un 15% del total del país.

Además, que se permita el aprovechamiento de la energía geotérmica cercana a los volcanes de los Parques Nacionales, y que se realicen exploraciones de gas natural.

"Este es un problema que se ha acumulado a lo largo de muchos años, por lo que las soluciones de fondo requieren tiempo para dar su fruto, pero si no empezamos a tomar medidas concretas hoy, la situación no sólo no va a mejorar, sino que continuará empeorando", expresó Rivera.