París. El sector inmobiliario francés perdió 10.000 empleos en 2012 y vio desaparecer 3.000 agencias, informó este martes el presidente de la Federación Nacional Inmobiliaria (FNAIM), Jean-François Buet.

Antes de esa reducción, en 2011, había en Francia unos 80.000 empleos en el sector y unas 30.000 agencias inmobiliarias.

El número de transacciones de edificios antiguos en Francia cayó el pasado año un 18,6%, agregó Buet, quien cifró en 655.000 la compraventa de viviendas de segunda mano en 2012, frente a las 805.000 de 2011.

"Es una caída extremadamente fuerte, más importante que la que siguió a la crisis de las hipotecas basura", declaró el presidente de la federación sectorial en referencia a las turbulencias económicas que causaron las "hipotecas basura" en Estados Unidos.

Las ventas de pisos antiguos marcaron su récord en Francia en 2005 (829.000) y habían ido cayendo progresivamente hasta llegar a los 594.000 en 2009, antes de volver a remontar y alcanzar los 784.000 en 2010.

En cuanto a los precios, aumentaron un 0,9% en 2012 respecto al 2011, frente al incremento del 7,3% registrado frente al ejercicio precedente.

Según la Fnaim, los precios están ahora en "equilibrio" y no se ha constatado la pronunciada caída que algunos pronosticaban, aunque no descarta una caída máxima del 2% en 2013 respecto al 2012.