Tras haber registrado caídas por dos años consecutivos, México captará inversiones mineras por US$5.458 millones en el 2015, un alza interanual de 10,3%, estimó la Cámara Minera de México (Camimex).

El repunte será propiciado por nuevos proyectos, la expansión de minas, mantenimientos y la adquisición de equipo, no así por la exploración, la cual retrocedería 21,4%.

En un entorno de volatilidad monetaria, la Camimex destacó que la industria minera se ha consolidado como la que más divisas genera al país, al alcanzar US$17.053 millones en el 2014, ocupando la cuarta posición, debajo de los sectores automotriz, electrónico y petrolero.

“El sector minero se sigue caracterizando por ser una industria estratégica”, dijo Humberto Gutiérrez Olvera, presidente de Minera Frisco y ex presidente de la Cámara Minera de México (Camimex).

El repunte pudo haber sido mayor conforme a las inversiones planeadas, pero de los 803 proyectos mineros en México, 129 postergaron oficialmente sus planes de negocio en el 2014, según datos de la Secretaría de Economía.

La caída en el precio de los metales y una mayor carga fiscal originaron una tendencia negativa a partir del 2013 y, en especial, en el 2014.

Con una inversión de US$516 millones, entre los nuevos proyectos que iniciarán en el 2015 destaca la mina de oro San Julián, de la empresa Fresnillo plc, ubicada entre Chihuahua y Durango.

También iniciarán este año los proyectos aúreos Santa Gertrudis, de Gogold Resources, en Sonora, con una inversión de US$32 millones, así como Guadalupe, de Coeur Mining, en Chihuahua, con US$10 millones.

En la producción cuprífera, sobresale la ampliación de Buenavista del Cobre, de Minera México. Su nueva Concentradora II, con una capacidad de producción de 188.000 toneladas anuales de cobre contenido y 2.600 toneladas anuales de molibdeno, presenta un avance de 92% en su construcción, un proyecto que se prevé finalizar en el 2015.

La empresa Arian Silver informó que continúa con el desarrollo del proyecto San José, en Zacatecas. En el 2014 completó la reconstrucción de la planta de procesamiento, que comprende un circuito de trituración de 150 toneladas por hora.

En el 2013, Arian Silver adquirió La Tesorera (antes El Bote), que espera su primer concentrado de plata y plomo en el 2015.

Con un arranque programado para el 2017, la mina Rey de plata, en Guerrero, de Industrias Peñoles, contará con una planta de beneficio con capacidad de molienda y procesamiento de 1,3 millones de toneladas anuales de mineral para producir concentrados de plomo, zinc y cobre, con una inversión de US$268 millones.