El Poder Ejecutivo anunció este miércoles un paquete de medidas para incentivar el arribo de turistas extranjeros ante del inicio de la próxima temporada turística. La pérdida de recaudación para el Estado rondará los US$12 millones. Además, el Ministerio de Turismo invertirá US$4 millones en una campaña de difusión en diferentes países.

Los operadores privados respaldaron en líneas generales los estímulos impositivos que tendrán los visitantes extranjeros aunque sostienen que esto no asegura una buena temporada.

Por ese motivo, los hoteles ya están aplicando descuentos para los visitantes argentinos y algunos operadores inmobiliarios estiman que es necesario  rebajar las tarifas de Punta del Este para contrarrestar  la imagen de “balneario caro” que el gobierno argentino intenta imponer, comentaron agentes consultados. 

La ministra de Turismo, Liliam Kechichián, instó a los operadores privado a instrumentar una “buena política de precios”.

El ministro de Economía, Fernando Lorenzo, fue el encargo de comunicar las cuatro medidas de corte impositivo que beneficiarán exclusivamente a los visitante extranjeros. En primer lugar, habrá una devolución total de IVA (22%) para todos los servicios gastronómicos prestados a personas físicas no residentes que sean tranzados con tarjetas de débito y/o crédito.

Actualmente, existe un descuento de 9 puntos porcentuales de IVA en este servicio, que se mantendrá para los residentes uruguayos. 

Asimismo, la devolución total de IVA también incluirá a los servicios de catering para fiestas y eventos y el arrendamientos de vehículos sin chofer, siempre para extranjeros.

Por otro lado, se devolverá al turista el 10,5% del precio del arrendamientos de los inmuebles con fines turísticos siempre y cuando se utilicen tarjetas de crédito y/o débito. 

Para compensar esta pérdida de ingreso al arrendador, el Ministerio de Economía le descontará a los propietarios un 12% del IRPF a los alquileres que equivale a esa rebaja que se aplicará a los clientes.

En tercer lugar, los matrículas de vehículos extranjeras tendrán un cupón, por única vez, para cargar combustible por US$25 (unos $529).

Economía enviará un proyecto de ley al Parlamento para aprobar estos cambios impositivos que regirán desde 15 de noviembre hasta el 30 de marzo de 2013.

Fuentes oficiales comentaron que entre la eliminación del IVA para la gastronomía y la rebaja de IRPF para los propietarios de inmuebles, el Estado perderá de recaudar unos US$9 millones, además de otros US$3 millones por los vales de combustibles.

De todas formas, explicaron que esto es relativo ya que depende de cuánto turistas ingresen a Uruguay y utilicen medios de pagos electrónicos.

Por último, la cuarta media no tendrá fecha de finalización y consiste en ampliación de los puntos de frontera para el régimen Tax Free para los turistas. La devolución de IVA se extenderá a Salto, Paysandú y Fray Bentos para artículos de cuero o punto, prendas de vestir, alimentos, bebidas y artesanía, sin distinción de  origen. Hasta el momento este régimen existía solamente para productos nacionales.

Antel informó además sobre una serie de beneficios para la adquisición de equipos móviles y acceso a internet para turistas.

El presidente de la Cámara de la Industria Hotelera Turística del Uruguay, Remo Monzeglio, dijo que las medidas fueron “sensatas”. De todas formas, acotó que los privados no pueden quedarse solamente con estos incentivos.

“Hay que apuntarlas con otras medidas que tomamos como, por ejemplo, promociones de  hoteles. Hay algunos que ya otorgan un descuento del 15% par los pagos con tarjetas argentinas. Esto seguramente se irá extendiendo”, aseguró.

Sin plan B para pesos. “Las medidas son buenas pero deben rendir más. Acá se  hace todo pensado en las tarjetas de débito y crédito, pero no podemos desconocer que el argentino va a tratar por todos los medios de no usar la tarjetas de crédito y usar dinero en cualquier moneda. Uruguay está comprometido a aceptar los pesos argentinos”, recordó el titular de la Cámara Uruguaya de Turismo, Luis Borsari.

Una fuente del Ministerio de Turismo reconoció que el gobierno no pudo encontrar un instrumento para promocionar el uso de pesos argentino como medio de pago sin que le signifique un perjuicio para el turista. La única solución sería el acuerdo que recién están comenzando a negociar los bancos centrales de ambos países establecer un mecanismo de pago de bienes y servicios en monedas locales.

Por otro lado, el titular de la Agencias de Viajes, Sergio Bañales, se mostró preocupado porque el gobierno no anunció nada  para suplir la conectividad con Brasil, tras el “vacío” de Pluna.

“Se está haciendo una promoción pero no tenemos cómo traer al turista. El gobierno tiene que negociar con TAM y Gol para que agreguen más frecuencias, aunque sea con subsidio en forma temporal”, sugirió.