Asunción. El Equipo Económico Nacional (EEN) se reunirá este lunes para analizar el nuevo pliego tarifario de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), que contempla un aumento en las diferentes categorías. La propuesta consiste en establecer una tarifa diferenciada de modo a equilibrar la actual estructura de precios que rige para el servicio.

La intención es que cada tipo de consumidor pague por lo que le cuesta a la ANDE el producto y en ese sentido, se informó que el sector público sería uno de los más afectados por la medida teniendo en cuenta que, actualmente, la mayoría de las instituciones estatales paga una tarifa ínfima por el consumo eléctrico. Esto sin tener en cuenta la deuda que arrastran con la ANDE, que según estimaciones ronda los G. 393.000 millones. De aprobarse la propuesta, el incremento para el sector público sería de hasta el 40%.

El presidente del ente estatal, Ing. Víctor Romero, afirmó ayer que es necesario aumentar la tarifa de consumo de la energía eléctrica para mejorar la infraestructura del sistema eléctrico y así poder mejorar el servicio. Recordó que el último incremento se registró en el año 2002 y se realizó de manera escalonada desde un 20% hasta llegar al 30%.

El titular de la ANDE argumenta que desde ese tiempo, no hubo ninguna variación y teniendo en cuenta el tiempo transcurrido, así como el crecimiento vegetativo en el consumo, el precio actual de la tarifa ya no cubre los costos y mucho menos las necesidades de inversión que tiene el sector.

Asimismo, puntualizó que con los precios actuales, la institución trabaja a pérdida, puesto que lo que pagan algunas categorías ni siquiera cubre el costo de la electricidad.

Cabe mencionar que la propia Carta Orgánica de la ANDE establece que la entidad tiene que tener una rentabilidad de entre el 8 y el 10 por ciento para que esa rentabilidad pueda ser destinada en inversiones.

Algunos especialistas sostienen que, a la par de solicitar un incremento, la ANDE debería trabajar por mejorar su eficiencia para disminuir las pérdidas técnicas, combatir la alta morosidad y sobre todo erradicar las conexiones clandestinas.