Londres. Los intentos de bloquear el sitio web de WikiLeaks pueden provocar nuevos ataques cibernéticos en represalia, en el marco de una "guerra de datos" para proteger la libertad de internet, dijo este jueves el representante de uno de los grupos involucrados.

El diario de Suecia Aftonbladet informó que la página del gobierno estuvo caída durante un breve período por la noche, en el último aparente ataque. El país europeo ha emitido una orden de arresto contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por presuntos delitos sexuales.

"La campaña no ha terminado por lo que he visto, sigue fortaleciéndose. Más personas se están sumando, y más y más personas están bajando herramientas de 'botnets' (redes de ordenadores pirateados), que les permiten lanzar ataques que niegan el servicio a los sitios".

Assange, un australiano de 39 años, se encuentra preso en Londres esperando una audiencia de extradición. Su creación, WikiLeaks, irritó a las autoridades estadounidenses al divulgar detalles de 250.000 cables diplomáticos confidenciales.

Grupos de seguidores lo apoyan como un defensor de la libertad de expresión, pero ahora está lidiando con graves acusaciones sexuales de parte de dos mujeres en Suecia.

Assange se presentará nuevamente a la corte el martes 14 de diciembre. Sus defensores creen que está siendo victimizado por su trabajo.

Ataques. El grupo online Anonymous parece estar usando la red social Twitter para coordinar ataques a sitios web que pertenecen a entidades que consideran están intentando silenciar a WikiLeaks.

"Anonymous ha atacado principalmente compañías que han decidido por alguna razón no negociar con WikiLeaks. Algunos de los principales objetivos incluyen a Amazon, MasterCard, Visa y PayPal", dijo un portavoz que se hizo llamar "Sangre Fría" a la BBC Radio 4.

"La campaña no ha terminado por lo que he visto, sigue fortaleciéndose. Más personas se están sumando, y más y más personas están bajando herramientas de 'botnets' (redes de ordenadores pirateados), que les permiten lanzar ataques que niegan el servicio a los sitios", agregó.

La fuente, que tenía acento inglés, dijo que tenía 22 años y era ingeniero de programación.

WikiLeaks sigue divulgando cables a pesar de los problemas legales que enfrenta su fundador. Y sus seguidores están atacando a los grupos corporativos que consideran cómplices en los intentos por censurar al sitio.

Las compañías de tarjetas de crédito MasterCard y Visa fueron víctimas de intensos ataques cibernéticos el miércoles.

"Sangre Fría" dijo que se había iniciado una batalla para proteger a internet.

"Creo que esto se convertirá en una guerra, pero no su guerra convencional. Queremos que internet siga siendo libre y abierta para todos, como siempre ha sido", agregó.