Sao Paulo. Gol Linhas Aereas, la segunda mayor aerolínea de Brasil, está en conversaciones con rivales locales para compartir vuelos domésticos debido a un crecimiento de la demanda, dijo este jueves Constantino de Oliveira Junior, presidente ejecutivo de la firma.

Oliveira no quiso revelar qué aerolíneas se encuentran en negociaciones, pero afirmó que Gol busca alianzas como forma de aprovechar un mercado que está creciendo tres veces más rápido que la economía.

Gol no tiene planes para comprar a firmas regionales más pequeñas para expandirse en el mercado brasileño, dijo Oliveira en una entrevista con Reuters.

"No aumentaremos nuestra participación en el mercado a cualquier costo", declaró Oliveira.

Oliveira sostuvo que una enérgica estrategia basada en el crecimiento orgánico debería contrarrestar la necesidad de integrar una aerolínea y asegurar la disciplina presupuestaria y fondos para un crecimiento futuro.

"No aumentaremos nuestra participación en el mercado a cualquier costo", declaró Oliveira. "Creemos que mediante la construcción de alianzas podemos expandir nuestro servicio y servir mejor a los clientes", agregó.

La estrategia subraya los esfuerzos de Oliveira por controlar costos y deuda, y usar el dinero de forma eficiente en momentos en que aumenta la competencia.

Gol ha señalado que los márgenes de ganancia podrían bajar en los próximos trimestres en la medida en que firmas rivales fortalecen sus flotas para apropiarse de una participación en el mercado, a través de agresivas reducciones de precios.

El Gobierno brasileño dijo este mes que el tráfico aéreo en el país subió un 17% en junio de este año en comparación al mismo mes del 2009.

Gol posee un 39,1% por ciento del mercado de aviación de Brasil.

Analistas, como Sara Delfim, de Bank of America Merrill Lynch, han dicho que Gol está en mejor posición que el líder del mercado, TAM, para enfrentar una desaceleración en el mercado o mayores costos de la gasolina debido a su menor estructura de costos y a su hoja de balance más saludable.

Perspectivas.  Gol espera que una fuerte demanda de viajes de la emergente clase media local y la mantención de los ingresos por hogar impida que sus rivales recorten precios muy agresivamente.

Las denominadas guerras de precios pueden traer desequilibrios innecesarios en una industria que fue severamente golpeada por la crisis financiera mundial a fines del 2008, y por una breve recesión económica del año pasado en Brasil.

Una corta desaceleración de la demanda por viajes se hizo sentir en junio, probablemente debido a que los pasajeros pospusieron sus viajes de vacaciones de invierno debido al Mundial de fútbol de Sudáfrica, manifestó Oliveira.

La venta de boletos aéreos volvió a mediados de julio a los niveles de meses anteriores, agregó.

Los costos de mantención podrían seguir presionando los márgenes el próximo trimestre, afirmó.

Sara Delfim estima que la compañía gastó US$30 millones de dólares en trabajos en turbinas y en mantenciones no recurrentes de aeronaves en el segundo trimestre.