Sao Paulo. El considerado segundo mejor restaurante de Brasil, el Maní, de la brasileña Helena Rizzo y el español Daniel Redondo situado en Sao Paulo, trasladó su actividad a un espacio de eventos de la pareja cercano al local que se encuentra cerrado por reformas.

Según confirmaron fuentes del restaurante, el martes se sirvió la primera comida en el local Manioca, situado en la misma calle que Maní, en el céntrico barrio de Jardins.

Las obras contemplan la reforma del salón y la ampliación de la cocina del considerado 46 mejor restaurante del mundo por la revista británica "Restaurant" y quinto de América Latina.

Pese a que las fuentes consultadas informaron de que el final de las obras aun no tiene fecha, medios locales apuntaron a que las actividades volverán a su local original a mediados de marzo.