Sin poder entregar nombres por un acuerdo de confidencialidad ya firmado, la secretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), Lizette Clavel sostuvo que son seis los grupos económicos interesados en participar de la reestructuración de Mexicana.

Para ello, Clavel afirmó que existe una mesa de diálogo para buscar una figura jurídica que  posibilite alargar el funcionamiento de la empresa para poder establecer un esquema de reorganización que salve financieramente a la empresa. Como condición para el cumplimiento de ese marco, se contempla solicitar el apartamiento del proceso de los actuales administradores, que son los que llevaron a la quiebra a la aerolínea, de acuerdo al diario La Jornada.

La dirigente precisó que las conversaciones con los grupos interesados no se están desarrollando en conjunto con los sobrecargos y los pilotos, sino en instancias diferentes, porque cada gremio tiene sus particularidades y fija sus posturas propias.

Por ejemplo, ASSA ha planteado la disposición de sus agremiados de fijar un salario de 10 mil pesos general por un tiempo determinado y que el resto quede pendiente de pago.

Esta organización no está dispuesta a reducir su número de plazas ni a renunciar a prestaciones fundamentales y se mantiene en la postura de cuantificar su contrato colectivo de trabajo a fin de intercambiar algunas cláusulas a cambio de tener participación accionaria en esta empresa, sostuvo Clavel.