El pleno del Senado del Congreso Nacional de Chile aprobó este miércoles el proyecto de ley de portabilidad numérica

La iniciativa legal que permitirá a los usuarios de telefonía fija, móvil y de servicio de voz sobre Internet, cambiarse de compañía manteniendo su número de suscriptor, fue un compromiso anunciado por el Presidente chileno Sebastián Piñera en su mensaje del 21 de mayo y es uno de los ejes centrales del programa de gobierno en el campo de las Telecomunicaciones.

Con esta aprobación, sólo resta la ratificación de la Cámara de Diputados en su tercer trámite constitucional, para que la Ley sea promulgada por el Ejecutivo durante el mes de noviembre.

El amplio apoyo parlamentario que concitó el proyecto de Ley, sumado a la decisiva acción del ministro Felipe Morandé y del Subsecretario de Telecomunicaciones, Jorge Atton, que priorizaron su aprobación como eje de la agenda legislativa ministerial, han convertido a esta normativa en la Ley de más rápida tramitación legislativa en el sector telecomunicaciones de la última década.

En cinco meses, el proyecto de Ley fue aprobado transversalmente en las comisiones de Transportes y Telecomunicaciones de las dos cámaras del Congreso y ratificado esta tarde por el pleno del Senado de forma unánime.

Debido a que el Senado introdujo algunos cambios al proyecto que originalmente despachó la Cámara de Diputados, deberá ser ratificado nuevamente por los Diputados para que el gobierno pueda promulgar la Ley.

La portabilidad numérica es uno de los cambios más esperados por los consumidores en el mercado de la telefonía, ya que elimina las barreras de salida y empodera a los usuarios frente a las empresas, las que deberán competir con mejor servicio y menores precios para retener a sus clientes.

A la par con la labor legislativa, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), trabaja en el reglamento operativo con miras a finalizar la implementación técnica a mediados del 2011.

La puesta en marcha de la portabilidad numérica coincidirá, en el caso de la telefonía móvil, con la entrada al mercado de dos nuevos operadores, configurando un escenario con cinco compañías que auguran una fuerte competencia por atraer o retener a cerca de 18 millones de usuarios, lo que traerá beneficios directos a los consumidores en materia de precios, calidad de servicio e innovación tecnológica.

Al respecto, el Ministro de Transportes y Telecomunicaciones del país, Felipe Morandé, destacó que "este es un gran logro para los millones de chilenos que esperaban hace muchos años que la promesa de la portabilidad numérica se hiciera realidad. Hoy tenemos el marco legal aprobado con amplio apoyo, porque todos los sectores políticos entendieron que esta iniciativa del Gobierno significa un gran beneficio para las personas".

El Secretario de Estado agregó que "entramos ahora en tierra derecha, en la fase más importante de la implementación técnica y comercial, para tener la portabilidad lista y disponible a mediados del 2011 como fue nuestro compromiso público".

El ministro Morandé resaltó la diferencia entre este gobierno y las pasadas administraciones, "porque estamos cumpliendo lo que prometemos. El Presidente nos dio una tarea el 21 de mayo y, en tiempo récord, estamos cumpliendo con ese mandato, pero sobre todo cumpliendo con el país", indicó.
Por su parte, el Subsecretario de Telecomunicaciones, Jorge Atton, agradeció el apoyo del Parlamento y resaltó que "este es el primer paso de una agenda regulatoria modernizadora en telecomunicaciones, que apunta a consolidar en Chile la convergencia fijo-móvil y la competencia total por calidad de servicio, que es el eje de nuestra política pública".

"En los próximos años vamos a cambiar el modelo que todos conocíamos de la industria de telecomunicaciones. La portabilidad es clave en ese camino, pero vienen más reformas que favorecen a los consumidores, porque tenemos que darle a las personas el derecho a tener servicios avanzados de comunicación, con plena competencia, a menores precios y en un marco de convergencia tecnológica acorde al siglo XXI", enfatizó.