Asunción. El Senado de Paraguay aprobó este jueves préstamos por valor de US$203 millones para la construcción de la segunda línea eléctrica de alta tensión del país, que uniría la hidroeléctrica de Yacyretá con Villa Hayes, una localidad cercana a Asunción.

El proyecto pasará ahora a la Cámara de Diputados, que debe dar también su visto bueno, según la legislación paraguaya.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha ofrecido un préstamo por 75 millones de euros (US$103 millones) y el Banco Latinoamericano de Inversión (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$50 millones cada uno.

El proyecto tendrá un costo total de US$297 millones, que se completará con una donación de US$13 millones de la Unión Europea y aportaciones de Paraguay, según la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

El gobierno prevé que las obras duren 27 meses, para las cuales abrirá una licitación internacional.

El proyecto contempla la construcción de una línea de 500 kilovatios y 363 kilómetros de largo entre Villa Hayes y Yacyretá, la hidroeléctrica que Paraguay comparte con Argentina, así como la ampliación de dos estaciones, según la ANDE.

A Villa Hayes llega también la actual línea de alta tensión de Paraguay, inaugurada el pasado 29 de octubre por su presidente, Horacio Cartes, y la mandataria brasileña, Dilma Rousseff.

Esa línea, que costó US$555 millones, la mayoría aportados por Brasil, traslada electricidad de la presa binacional de Itaipú, la hidroeléctrica de mayor producción del mundo.

El gobierno espera que el suministro energético garantizado y barato de las nuevas líneas atraiga nuevas industrias a Paraguay.