Excelsior.com.mx. Al filo de la 2:35 horas de la madrugada de este sábado y a pesar de las críticas de los legisladores de izquierda, el pleno del Senado aprobó por mayoría -91 votos a favor y 26 en contra- en lo general y en lo particular la Ley de Hidrocarburos, la de Inversión Extranjera, la Minera y la de Asociaciones Público Privadas.

Tras el anuncio correspondiente, el presidente de la Cámara Alta, Raúl Cervantes, citó a sus pares para este sábado a partir de las doce del día para iniciar el debate en lo general de la Ley de la Industria Eléctrica, de Energía Geotérmica y la de Aguas Nacionales.

Pasaron más de 15 horas y 139 oradores; en las que los senadores de todos los partidos se enfrascaron en severas discusiones y debates a favor y en contra de este paquete de dictámenes. En esta sesión del periodo extraordinario se aprobaron cambios en el proyecto original.

Cabe señalar que las Comisiones Unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera modificaron el proyecto original para que los campesinos –por ejemplo- que se vean afectados por tener tierras con fuerte potencial hidrocarburos tengan del 0,5 a 2% de las ganancias netas pagaderas por Pemex y/o empresas privada, “después de haber descontado los pagos que le correspondan al Estado Mexicano”.

Francisco García Cabeza de Vaca, a nombre de los senadores panistas, aseveró sobre el punto que “debe haber un mínimo de un medio por ciento hasta el 2% de estos ingresos de las empresas que estarán siendo distribuidos, en este caso, si es un núcleo agrario entre aquellos ejidatarios de esa área”.

Además, en el 29 transitorio de la nueva Ley de Hidrocarburos se prescribe que el popular Gas LP, licuado de petróleo, será liberado en el mercado doméstico a partir del primero de enero del 2017 y se insistió en la protección al medio ambiente, preservando en todo momento el método de “fracking” para extraer y explotar el llamado gas shale a favor de los mexicanos y permitir en el mediano plazo la baja en las tarifas eléctrica a toda la sociedad.

Raúl Pozos, por el lado de los senadores del PRI, le hizo ver a sus colegas que este dictamen también “contempla aspectos preventivos, correctivos, sancionadores, así como acciones en caso de emergencia y también sanciones económicas”.

Dijo Pozos Lanz que en su partido “nosotros no queremos cambiar el dictamen, creemos que está suficientemente sustentado y argumentado este principio y este espíritu que comentamos al principio, porque pone por encima de todo el cuidado del medio ambiente, el equilibrio ecológico”.

Los perredistas arreciaron sus dudas y quejas en contra de la Ley de Hidrocarburos señalando nuevamente que propiciaba la privatización, dejaba serias dudas en el campo del combate a la corrupción y entregaba yacimientos, asignaciones y contratos, al sector empresarial nacional y extranjero.