Santiago. El gobierno debe entender que la explotación del litio requiere un debate nacional, la discusión de una ley y un proceso prolijo y ordenado para su explotación, afirmó este miércoles la senadora socialista Isabel Allende, presidenta de la Comisión de Minería y Energía del Senado de Chile.

El bloque de la Concertación, una coalición de centroizquierda que gobernó el país entre 1990 y 2010, había rechazado la licitación del mineral que realizó el gobierno conservador del presidente Sebastián Piñera y su otorgamiento a la empresa chilena Soquimich (SQM), la cual finalmente fue dejada sin efecto.

La licitación fue suspendida porque el Comité Especial de Licitación, que lideraba el viceministro de Minería, Pablo Wagner, no identificó algunos litigios que mantiene la empresa SQM con el Estado, lo cual la invalidaba para iniciar un nuevo proyecto del litio, el cual explota desde los años 80.

Esta licitación tenía aspectos cuestionables, como que el hermano del actual ministro de Minería, Hernán de Solminihac, fuera subgerente de la empresa SQM, hasta la ilegítima privatización de esa compañía durante la dictadura militar en los años 80.

Desde ese entonces, la empresa quedó en manos de Julio Ponce Lerou, ex yerno del fallecido dictador Augusto Pinochet y todavía es su dueño principal en la actualidad.  

Allende se manifestó conforme por la invalidación de la licitación que se había adjudicado a SQM, señalando que "el gobierno ha decidido anular este proceso y eso nos parece lo adecuado, pues siempre planteamos que el proceso era poco claro, que vulneraba la Constitución y que afectaba los derechos de los chilenos en un tema estratégico como éste".

"Consideramos que esto ha sido un espectáculo bochornoso que afecta la imagen del país, y es lamentable que así ocurra", agregó Allende, quien destacó que "se abre la oportunidad de discutir seriamente en el Parlamento y de cara a la ciudadanía, acerca del futuro de la industria del litio y como ésta contribuirá al desarrollo de nuestro país".

Sobre la renuncia de Wagner, el encargado del proceso de licitación, la legisladora sostuvo que "es lo mínimo para que asuma su responsabilidad política".

"El insistió en este proceso, recorrió países publicitando la licitación y defendió la decisión tomada. Es el corolario de una gestión poco dialogante, ideologizada y cometió errores graves. Su salida abre el camino a un mejor diálogo con el gobierno", agregó la senadora socialista.

En tanto, el diputado opositor Patricio Vallespín, de la Democracia Cristiana, pidió hoy al presidente Piñera evaluar la continuidad de Solminihac en su cargo de ministro.

Sin embargo, el gobierno anunció que el ministro no tuvo responsabilidad en este caso.

Asimismo, insistió en que lanzará un nuevo proceso de licitación "sin un trámite legislativo".