San Francisco. Un grupo de senadores de Estados Unidos propusieron  ampliar el programa federal que suministra subvenciones en efectivo a los promotores de energías renovables en lugar de créditos fiscales, un programa considerado crucial para mantener el mercado a flote.

Seis senadores demócratas, entre ellos Maria Cantwell de Washington y Dianne Feinstein de California, propusieron ampliar el programa de subvenciones o 'grants' otros dos años, hasta 2012, como parte de una ley que incluye un gasto de US$140.000 millones para ampliar los subsidios de paro y renovar varias bajadas de impuestos.

La propuesta de los senadores crearía al menos 65.000 empleos en la industria solar y decenas de miles en otros sectores, dijeron los senadores Cantwell y Feinstein.

El programa financia en efectivo hasta el 30% de la inversión de las instalaciones de energías renovables.

El programa de 'grants' para las energías renovables, creado en 2009 en el paquete de estímulo de la Administración Obama, ha sido básicamente el responsable de mantener la actividad de la industria durante una crisis financiera que secó las fuentes de crédito para los promotores.

El programa financia en efectivo hasta el 30% de la inversión de las instalaciones de energías renovables.

Si la propuesta tiene éxito, beneficiaría a fabricantes de paneles solares, turbinas eólicos y otros componentes, como First Solar, SunPower, Suntech Power Holdings, General Electric y Vestas Wind Systems, así como a promotores de energías renovables como NextEra Energy, Iberdrola Renovables y E.On AG.