Múltiples ganancias se generan en torno a las operaciones del Instituto Aeropuerto Internacional de Maiquetía (IAIM), lo que hace que las operaciones sean rentables, según señalaron diversas fuentes relacionadas con el sector que pidieron no ser identificadas.

Esta versión difiere de la información que maneja el presidente de la República, Hugo Chávez, quien ordenó al ministro de Transporte y Comunicaciones, Francisco Garcés, la pronta intervención del terminal aéreo por considerar que no rinde las ganancias suficientes.

"El desastre radica en que los recursos no se manejan adecuadamente y no se resuelven los múltiples problemas que afectan a esa infraestructura", señaló uno de los entrevistados.

Varios nombres muy vinculados al Mandatario han gestionado la administración de este aeropuerto, como es el caso de José Gregorio Vielma Mora y José David Cabello.

Administración aeroportuaria estatal. Las fuentes consultadas señalaron que este ente ya era estatal y lo controlaba el Ejecutivo, que además es quien designa a la junta directiva. "De hecho ya las siglas del instituto habían perdido una "A", justamente la de autonomía (antes era Instituto Autónomo Aeropuerto Internacional de Maiquetía)", apuntaron.

Indican que entre los principales ingresos que genera el terminal están: las tasas de aterrizaje, las tasas de estacionamiento, las tasas aeroportuarias y los impuestos de salida, considerados unos de los más altos si se comparan con los que cobran en otros terminales aéreos. A eso se suma otro importante ingreso que es el que se genera por el cobro de alquiler de los locales.

"Lo que no hay es voluntad para solucionar la gran cantidad de problemas que afectan al aeropuerto, como el hecho de que el radar sigue de forma provisional, no se ha construido una pista adicional, el área de carga está colapsada, hay problemas ambientales, de seguridad, entre muchos otros", aseguró la fuente.