La utilidad del sistema bancario chileno anotó una caída interanual del 12,9% en el primer semestre del 2015, debido a una disminución en el margen de intereses y a un aumento en los gastos, en medio de un débil desempeño del consumo y la inversión.

Entre enero y junio, la banca chilena sumó ganancias por un equivalente a US$1.782 millones, reportó el viernes la Superintendencia de Bancos (SBIF).

Banco de Chile, el segundo prestamista del país, lideró las ganancias a junio, con utilidades por 285.098 millones de pesos (US$449,2 millones), seguido por Santander Chile, la principal entidad por activos, con ganancias por 241.552 millones de pesos (US$380,6 millones).

El sistema bancario chileno registró además una caída del 17,27% en sus beneficios en junio frente a mayo.

"El menor resultado del mes se originó, principalmente, por una disminución en el margen de intereses y un aumento de los gastos de apoyo; atenuados, en parte, por un mayor resultado de operaciones financieras (ROF) y comisiones netas", dijo la superintendencia de bancos en un informe.

Los préstamos de la banca anotaron un aumento interanual de 5,25% a junio, pero al excluir las operaciones del chileno CorpBanca en Colombia, la tasa de crédito creció un 6,13%.

Las colocaciones comerciales (empresas), que explican el 59,36% del total de préstamos, mostraron un incremento real, en doce meses, de 3,02%. Los créditos de consumo subieron un 4,47%, mientras que los hipotecarios se elevaron un 10,41%.

El índice de provisiones sobre colocaciones subió respecto del mes anterior a 2,40%, por debajo del coeficiente obtenido hace doce meses, de un 2,44%.

Los resultados de junio implican una rentabilidad sobre patrimonio (ROE) del 15,32%, superior al coeficiente de 15,05 por ciento el mes anterior, aunque inferior al 18,27 por ciento registrado hace un año.