¿Le gustaría llenar el tanque de su auto y sentir que su billetera queda casi intacta? Piénselo dos veces.

Venezuela tiene el combustible más barato del mundo, 2 centavos de dólar el litro, pero por causa de un subsidio que desangra las arcas fiscales. En el otro extremo está Uruguay, donde el automovilista debe pagar 77 veces (sí, setenta y siete veces) más que en Venezuela.

También sorprende que la gasolina sea más barata en Estados Unidos que en la gran mayoría de los países latinoamericanos.

Si se incluyera a EE.UU. en el ranking latinoamericano (ver tabla), el país del norte sería el cuarto más barato. En 18 países de la región la gasolina es más cara que en EE.UU. y en seis de ellos –Uruguay, Suriname, Paraguay, Cuba, Argentina y Chile– la gasolina vale el doble o más que en EE.UU.

[[wysiwyg_imageupload:5621:]]