El 2014 trae consigo diversas tendencias inmobiliarias para el mercado de oficias en el país azteca. Los expertos de Jones Lang LaSalle (JLL) México realizaron un pronóstico lo que sucederá en  Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

La firma de servicios profesionales y financieros especializada en bienes raíces con sede en el país azteca, determinó tres comportamientos para cada uno de estos mercados que son las regiones más representativas del país azteca.

Dentro de las tendencias que se identificaron en Ciudad de México está el crecimiento del inventario al sur de la Ciudad, dado que actualmente existe un gran número de edificios en construcción ubicados, principalmente, las áreas de Insurgentes y Perisur con lo que "se espera que esta oferta incentive la actividad de arrendamientos en los próximos años en esta zona", explicó el reporte.

Además está el incremento de precios de renta. Los mercados centrales como Lomas de Chapultepec, Polanco y Reforma han demostrado ligeros aumentos, sin embargo, el que muestra el mayor incremento es el primero, por la falta de nueva oferta así como Reforma, "que ha tomado un nuevo auge y prestigio ante la llegada de nuevos proyectos de excelente calidad e imagen sumados a su excelente ubicación y comunicación a diferentes partes de la ciudad".

El estudio además detalló que "este sub mercado se ha convertido en una de las zonas más demandadas de la ciudad en los últimos dos años".

En el caso de Polanco, esto se ha visto por el surgimiento del "Nuevo Polanco" que también ha tenido una gran aceptación por parte de las empresas que buscan estar en zonas céntricas de la ciudad.

El tercer punto que los analistas identificaron en Ciudad de México es el de reubicación de corporativos. En 2013, las empresas ubicadas en espacios de oficinas de clasificación Clase B se cambiaron a Clase A, aprovechando la oferta del mercado que se prevé está por venir en los próximos años.

En lo que respecta a Monterrey, los profesionales percibieron dentro de las tendencias la centralización de operaciones, dado que las grandes empresas concentran sus instalaciones con el interés de reducir costos y centralizar actividades dentro de un solo complejo. 

Otro ítem es el precio de arrendamiento de bienes inmuebles, los que, de acuerdo a los expertos, se mantendrán en los mismos niveles. "El metro cuadrado en la zona Valle Oriente, ubicación popular entre las nuevas empresas, continuará con un costo promedio de US$27", especificó.

En lo que respecta a la reubicación de empresas y nuevos corredores, el reporte determinó que el fenómeno se parece al evidenciado en Ciudad de México, dado que empresas situadas en espacios de oficinas de clasificación Clase B buscan reubicarse a edificios de Clase A aprovechando la extensa oferta existente en el mercado.

"Los nuevos proyectos ubicados en los corredores Contry y Valle, agregan a la extensa oferta de oficinas en la ciudad cerca de 180,00 sm, en los próximos años. Por su parte, Contry es un corredor nuevo, en el que importantes desarolladores nacionales están estableciendo sus proyectos", comenta la especialista de mercado de oficinas de Monterrey de JLL México, Agahira Guevara.

"Valle, había permanecido estancado en los últimos años, pero con los nuevos proyectos se empezará a reactivar en 2014, Valle Oriente sigue siendo el mercado más activo, en el que se espera una construcción de, aproximadamente, 150,000 sm", agregó.

En cuanto a Guadalajara, se apreció la consolidación de sub mercados., siendo el más significativo el de Vallarta, dado que anteriormente no contaba con edificios de Clase A.

"En el último año se ha posicionado con un total de 56,460 m2, de edificios terminados, en construcción y proyectos. Por otro lado, el sub mercado de Puerta de Hierro se consolida con el mayor número de edificios terminados", acotó el informe.

Además, está el crecimiento de la demanda de espacios corporativos de Clase A, el que ha se ha disparado por el crecimiento poblacional y económico de la zona metropolitana, generando que importantes compañías busquen instalar sus corporativos en la ciudad.

"Estas empresas han generado una importante demanda que se prevé será directamente proporcional al aumento de proyectos. El sub mercado de Américas donde se localiza la zona financiera, es el sub mercado con mayor ocupación y con mayor número de proyectos en construcción con un total de 44,314 m2".

Finalmente, está el cambio de precios, los cuales se mantuvieron estables durante el 2013. JLL México consideró que la nueva oferta de edificios puede generar un declive gradual en dichos precios. No obstante, los nuevos alquileres tendrán como variables determinantes del precio la calidad de sus productos y el tipo de inquilino.