Esos fueron tres de los muchos problemas que los representantes del sector le hicieron saber al Gobierno Nacional durante el Aviation Day, la cumbre que reunió a todos los máximos ejecutivos de la industria aérea en el país y en la región.

Peter Cerda, vicepresidente regional de IATA, fue claro en que “los costos de la infraestructura son muy altos, excesivos. Hay que garantizar que esos servicio sean eficientes y rentables. Se necesita más competencia de terceros. Las compañías no quieren pagar por un servicio que van a tener en el futuro, sino en el presente. El Gobierno debe vigilar los monopolios para ver si lo que se cobra a los usuarios es lo justo”.

Y acto seguido también recordó que en cuanto a los deberes y derechos del consumidor, “lo que se pide es no reinventar la rueda con leyes que protegen al consumidor, lo que se debe hacer es seguir la normativa internacional de la Organización de Aviación Civil e Internacional”.

Fernando Poitevin, presidente de LAN Colombia, también sentó su posición y fue claro en que “esta es una industria de mucho capital con pocos márgenes”, por lo que tiene que ser lo más productiva posible, alertando sobre el proyecto de ley que busca reducir las horas laborales de los pilotos en el país, lo que, explican varios representantes de esta industria, pondría en juego la existencia financiera de las compañías.

Gilberto Salcedo, presidente de la Asociación del Transporte Aéreo en Colombia, reconoció que el Gobierno ha venido superando todo el tema de infraestructura, por eso dijo que “la pregunta es cómo ofrecer servicio a precios razonables con unos márgenes de ganancia tan cortos”. Y acto seguido expresó también su preocupación por el nombrado proyecto de ley “que tiene que ver con el tema de trabajo, porque implica ampliar la plaza laboral un 40 %”.

La ministra de Transporte, Cecilia Álvarez-Correa, quien prefirió no dar discursos sino más bien escuchar el llamado de los asistentes, tomó el micrófono y se comprometió con ellos. “Se está haciendo un estudio estructural para el tema de impuestos, yo recibo sus recomendaciones y se las mando a Fedesarrollo para que las incluyan de una vez”. Y, para los temas de costos de infraestructura, concesiones e institucionalidad, recordó que el país quiere entrar a hacer parte de la OCDE, por eso “podemos invitar al consultor en materia de regulación aérea antes de poner en marcha cualquier decisión. Que nos ayude la OCDE”.