Los precios del barril caían un 1% el lunes dado que señales de una recuperación sólida en la actividad de perforación petrolera en Estados Unidos contrarrestó reportes de que los mayores productores de crudo van bien encaminados para cumplir con las metas de reducción que fijaron en diciembre.

A las 1158 GMT, el Brent caía 39 centavos, a US$55,10 por barril, mientras que los futuros del WTI cotizaban en US$52,65 el barril, un descenso de 56 centavos, o un 1,05%, respecto al cierre del viernes.

Los ministros de Petróleo de la OPEP y de exportadores fuera del grupo dijeron el domingo que ya habían recortado 1,5 millones de barriles de petróleo por día de los cerca de 1,8 millones de bpd que se acordó sacar del mercado.

Sin embargo, "ya mucho de eso se había incorporado en los precios y el número de plataformas activas en Estados Unidos sigue creciendo", dijo Carsten Fritsch, analista de materias primas de Commerzbank en Fráncfort.

La semana pasada, las firmas de perforación petrolera sumaron el mayor número de plataformas en casi cuatro años, según datos de la firma Baker Hughes publicados el viernes.

El dato muestra una extensión en el repunte de la actividad de perforaciones y se suma a señales de que la producción en Estados Unidos seguirá creciendo con fuerza, al mismo tiempo que otros exportadores bajan su bombeo.

"Baker Hughes informó que la semana pasada se activaron 35 plataformas nuevas, lo que hace temer un incremento significativo en la producción estadounidense", dijo Ashley Kelty, analista de Cenkos Securities.

La actividad petrolera de Estados Unidos ha crecido más de un 6 por ciento desde mediados del año pasado, aunque sigue un 7 por ciento bajo el máximo histórico de 2015.