Singapur. La devastadora sequía que afecta a la región del Mar Negro y que llevó a Rusia a prohibir las exportaciones de cereales y ha eliminado prácticamente las exportaciones de Ucrania, está obligando a los compradores de trigo a buscar cereales en otras partes, e incluso algunos optan por el maíz, relativamente, más barato debido a los elevados precios del trigo.

Los precios de los cereales podrían seguir siendo elevados en un patrón de comercio muy alterado, ya que la demanda aumenta en una reducida cantidad de orígenes, algunos vendedores están cancelando contratos y los cargos del transporte desde Estados Unidos y Europa suben acusadamente.

Los precios seguirán en torno a los niveles actuales durante lo que queda de año, dijo Abdolreza Abbassian, secretario del grupo intergubernamental sobre los cereales de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU (FAO).

El futuro de septiembre del trigo en Chicago Board of Trade cerró el viernes con un avance del 0,9% a US$6,62 por celemín, más o menos a mitad de camino entre el máximo de dos años de US$8,41 por celemín marcado a principios de mes y el mínimo de junio de US$4,42 por celemín.

La mayoría de agentes y analistas esperan que los precios del trigo oscilen entre US$6,50 y US$7,50 por celemín durante lo que queda de año.

Abbassian dijo que han aumentado los costes de traslado de los cargamentos procedentes de Rotterdam y Estados Unidos y los costes a algunos destinos han aumentado un 50% en los últimos dos meses, ya que siguen recuperándose desde los mínimos de varios años que se alcanzaron durante la recesión.

La prohibición de Rusia a las exportaciones de trigo tiene el potencial de reducir en al menos 5,0 millones de toneladas métricas las exportaciones en el mercado hasta diciembre.

La mayoría de agentes y analistas esperan que los precios del trigo oscilen entre US$6,50 y US$7,50.

Rusia y Ucrania, en conjunto, suponían más de una quinta parte del comercio mundial de trigo antes de la sequía.

Sustituir el trigo del Mar Negro implica aumentar la demanda de este cereal procedente de otros sitios y, con ello, los precios, señaló Chris Vanhonacker, exportador y analista en Ginebra.

Egipto, el mayor importador de trigo del mundo, dependía antes mucho de Rusia para su suministro, pero ahora está comprando a Canadá y Francia. En otros países, los compradores prefieren el trigo de Estados Unidos.

Las ventas semanales de trigo en Estados Unidos han superado el millón de toneladas durante tres semanas seguidas y han alcanzado un máximo de tres años.

Se espera que la reducción de la oferta física de trigo continúe este año, dijo Koname Gokon, vicedirector general de la división de investigación de la correduría de materias primas Okato Shoji Co.

Las empresas mundiales que debían suministrar trigo para piensos de Ucrania al sureste de Asia han pasado a comerciar con trigo de otros países como Rumanía, Bulgaria y Moldavia. Se prevé ejecutar contratos por más de un millón de toneladas de trigo para piensos en los próximos meses.

Con los precios del trigo un 50% al alza desde principios de junio, los fabricantes de piensos del sureste de Asia están pasándose al maíz, indicó Genichiro Higaki, de Sumitomo Corp en Japón.

Las ventas semanales de maíz en Estados Unidos alcanzaron un máximo de 16 años de 2,9 millones de toneladas en la semana finalizada el 12 de agosto. Los futuros de maíz en el CBOT están en un máximo de ocho meses, ya que el contrato de diciembre cotiza ahora en torno a US$4,44 por celemín, cerca de un tercio al alza respecto al mínimo de finales de junio.

Por otra parte, hay nuevos rumores según los cuales Rusia podría convertirse en importador neto de cereales el próximo año si la siguiente época de siembra registrara condiciones climatológicas peores de lo habitual. Se ha cosechado ya en torno al 60% de los cereales rusos de este año y las dos próximas semanas serán cruciales para determinar el tamaño aproximado de la cosecha rusa.

Si Rusia se ve obligada a importar grandes volúmenes de cereal de países no vecinos y si la siembra de trigo en Pakistán se retrasa por las inundaciones, los precios del trigo podrían volver a subir hacia los US$8,00 por celemín, explicó Vanhonacker.