Ciudad de México Excelsior.com.mx. La sequía actual es la peor desde 1941, aseguró el titular de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Heriberto Félix Guerra.

El problema afecta ya a 19 estados de la República, que comprenden 40% del territorio nacional, y 2,4 millones de mexicanos están siendo duramente dañados.

La situación empeorará, afirmó el secretario, dado que en la presente temporada casi se duplicará el número de personas afectadas, que llegará a 4,5 millones.

Las autoridades ya empezaron a trabajar, a marcha forzada, en la ampliación de los programas para afrontar la grave situación que afecta al campo y a las comunidades más vulnerables.

Alimentos. Ante esta situación, aseguró que el gobierno federal entregará 1,2 millones de paquetes alimentarios adicionales para distribuirlos entre la población de esos estados, así como las de Chihuahua, Coahuila y Zacatecas. 

Cada paquete alimentario, detalló el secretario, trae harina de maíz, lentejas, arroz, leche en polvo, sopa de pasta, galletas y pastillas de cloro, “para purificar el agua” y adelantó que se cambiará la harina por maíz en grano, y las lentejas por frijol “que se comprará a los productores locales”.

Agua. Sobre el abasto de agua para consumo humano, se destinará dos mil millones de pesos (US$154,6 millones) para atender entre siete mil y nueve mil comunidades en todo el país.

Además, se intensificará mediante pipas el abasto del líquido el cual se resguardará en megatanques vigilados por “comités ciudadanos” que impedirán que haya discriminación alguna en el suministro, y que también monitorearán la distribución de alimentos.

Empleo temporal. En materia de empleo temporal, Félix Guerra dijo que se destinarán 750 millones de pesos (US$57,9 millones), “que seguramente se rebasarán, tan sólo durante la contingencia”.

Además, próximamente se lanzará un fondo muy fuerte de inversión para construir vivienda indígena.

Durante su gira en San Luis Potosí y Durango, dos de las entidades más impactadas, el titular de Sedesol afirmó que “nadie quedará excluido de la ayuda humanitaria federal. A nadie que lo requiera le faltará agua o alimentos”, y consideró que “éste es el mayor desastre natural que ha padecido nuestro país”.

Según el titular de la Sedesol, "todo esto sucede por el cambio climático, porque estamos dejando de cuidar la naturaleza”, y por eso pidió a las comunidades afectadas o no ser cuidadoso de los árboles, porque son “fábricas de agua”.

Félix Guerra aseguró que el gobierno federal quiere que toda la ayuda que se está dando a las comunidades indígenas y rurales en general se otorgue sin ningún viso partidista, en estos tiempos electorales.

“Queremos que todo esto sea sin meter a los partidos políticos en medio, porque… a veces nos desunen en la comunidad”, y manifestó que no era miembro de organismo partidista alguno, a pesar de haber competido por el PAN por la gubernatura de Sinaloa.

En tanto, aceptó que la sequía ha impactado fuertemente a las comunidades ubicadas en la Sierra Tarahumara y, “principalmente, al pueblo rarámuri, a quienes puedo asegurar que absolutamente nadie va a quedar excluido de la ayuda humanitaria, porque es un programa totalmente independiente”.

Por eso es que enfatizó en que “tenemos 118 albergues diseminados a lo largo de la región Tarahumara, donde estamos atendiendo a los habitantes de la zona en sus necesidades de agua y alimentos para consumo humano, así como cobijas, piso firme y empleo temporal para los afectados".

Sólo en los últimos meses, y a escala nacional, la Sedesol atendió a cerca de dos mil comunidades, donde viven 420 mil familias, lo que corresponde a 2,4 millones de personas, con agua y alimentos.

“Son familias que nunca piden, que tienen mucha dignidad, pero sabemos que no tienen qué beber ni qué comer, por eso los estamos atendiendo, además de que vislumbramos que esto puede llegar a afectar hasta a 4,5 millones de personas”, aceptó.

En el caso de las heladas, se han entregado 500 mil cobertores a la población vulnerable, como son menores, adultos mayores y enfermos.

En Nuevo León suman 17 mil afectados. El gobierno del Nuevo León informó que esta semana se iniciaron las brigadas sociales para atender a más de 17 mil familias en extrema pobreza, afectadas por la sequía en los municipios del sur del estado.

La titular de la Secretaría de Desarrollo Social en la entidad, Aurora Cavazos Cavazos, dio el banderazo de salida al contingente de diversas dependencias que llevan servicios y apoyo humanitario a las familias más necesitadas.

En tanto, detalló que las brigadas, con apoyo del DIF estatal y la Secretaría de Salud en el estado, recorrerán los municipios de Galeana, Mier y Noriega, Doctor Arroyo, Iturbide y Zaragoza.

“La finalidad es garantizar el abasto de agua para consumo humano a través de pipas, de agua embotellada y entregar apoyo humanitario, como alimentos”, indicó.

Yucatán prepara fondo. El secretario de Fomento Agropecuario y Pesquero de Yucatán, Alejandro Menéndez Bojórquez, informó que hay un fondo de contingencia por más de 50 millones de pesos (US$3,8 millones) para apoyar los productores en caso de que se vean afectados por la sequía.

Expuso que ante los pronósticos de que la intensa sequía que se registra en México podría extenderse y prolongarse, la dependencia a su cargo está preparada para hacer frente a cualquier contingencia.