La sequía que afecta a Bolivia provocará desabastecimiento en al menos nueve alimentos esenciales, entre los que figura la papa, maní, trigo, maíz, frejol, tomate, haba y quinua. Dicha escasez se notaría particularmente en algunas zonas del país, como Santa Cruz, Tarija y Potosí.

Hace una semana, el Gobierno decretó emergencia nacional en 16 municipios del Chaco seriamente afectados por la falta de lluvias.

En estos municipios son intensivos los cultivos de trigo, maíz, frejol, maní, papa y tomate, alimentos que además de ser de exportación, en su mayoría son de consumo interno, de acuerdo a La Prensa.

Cerca de 24.764 hectáreas de producción han colapsado por la ausencia de lluvias, según el informe del Ministerio de Desarrollo Rural.

Mientras que en el Altiplano, entre los departamentos de Potosí y La Paz, los alimentos que están en riesgo son el haba, quinua, papa y, por ende, el chuño.

Intensos fríos. Gualberto Carrasco, jefe de la Unidad de Climatología del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), aseguró que entre agosto y octubre se presenta un periodo seco todos los años, pero que este año la frecuencia de frentes fríos repercutirá especialmente en el Chaco y parte de los llanos orientales. Habrá lluvias, pero tendrán valores poco significativos, lo que afectará a los cultivos por la demanda que existe en esas regiones”.

El Gobierno Departamental de Santa Cruz tampoco ha cuantificado a la población que demanda productos alimenticios, pero ayer, a través del Centro de Operaciones de Emergencias Departamental (COED), dotó de 19 toneladas de alimentos a cuatro municipios de la provincia Cordillera beneficiando a 332 familias.

Ayer, el presidente Evo Morales entregó seis perforadoras de pozos de agua y 700 toneladas de forraje en Santa Cruz destinados a paliar la sequía en el Chaco.

Por su parte, la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) se declaró en estado de emergencia ante la situación “crítica” que afronta la producción agrícola y ganadera de la provincia Gran Chaco.

En ese entendido, conformaron el Comité “Chaco Seco”, instancia que se encargará de recoger las demandas de la población durante los próximos 15 días con miras a solucionar la necesidad de agua mediante la canalización de recursos por parte de los gobiernos.