El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) presentó en el 1° Juzgado Civil de Santiago una demanda colectiva contra la empresa de retail La Polar, por realizar repactaciones de deudas sin el consentimiento de los consumidores, estableciendo unilateralmente las nuevas condiciones de pago.

Desde el año pasado, el Servicio comenzó a recibir reclamos masivos contra esta empresa por parte de consumidores que se quejaban de que en sus cuentas aparecían reprogramaciones que nunca habían aceptado, con cuotas y montos que eran fijados por la empresa y encarecerían excesivamente la deuda, o bien se enteraban de ello tras recibir cartas de cobranza o aparecer en Dicom (empresa de información comercial usada en Chile). Incluso, hay consumidores que dicen haber recibido más de diez repactaciones por una misma deuda.

Tras detectar esta situación, el Sernac realizó una mediación colectiva exigiendo a la empresa una solución que beneficiara a todos los afectados y eliminara definitivamente esta mala práctica.

La Polar entregó una propuesta consistente en revertir las repactaciones y los cargos; eliminarlos de Dicom; un nuevo plan de reprogramación de la deuda con un descuento en los intereses de acuerdo al número de cuotas y compensar el costo del reclamo con un cupón de $2 mil (cerca de US$4) para canjearlo por compras, entre otros compromisos.

Sin embargo, de acuerdo al análisis de una auditoría externa exigida por el Sernac, la empresa no cumplió de manera satisfactoria ni en los plazos correspondientes y además, continuó cometiendo las malas prácticas que se reflejan en los reclamos que se han seguido recibiendo en el Sernac hasta esta fecha.

Uno de los fundamentos de la demanda es que la empresa al otorgar nuevos plazos,  genera nuevos costos por sobre el capital, más los intereses asociados a la repactación, los gastos mensuales por administración de la tarjeta de crédito, el pago de seguros, sin mencionar que pueden haber costos asociados a las cobranzas cuando hay  nuevos atrasos.