Londres. La petrolera Shell informó de que su beneficio correspondiente al cuarto trimestre de 2013 puede ser menor de lo esperado debido a los altos costes de exploración.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Valores de Londres, Shell estima que sus beneficios para los tres últimos meses hasta finales de diciembre pueden llegar a US$2.200 millones (1.617 millones de euros) frente a los US$5.600 millones (4.116 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.

En cuanto a todo 2013, la petrolera -que divulgará a finales de mes sus resultados trimestrales- calcula que sus beneficios se situarán en US$16.800 millones (12.348 millones de euros), comparados con los US$27.200 millones (19.992 millones de euros) obtenidos en el año 2012.

"Nuestro rendimiento en 2013 no fue como yo hubiera esperado de Shell", señaló hoy el consejero delegado de la empresa, Ben van Beurden, y añadió que la compañía se centrará en mejorar sus resultados financieros.

Entre los factores de la esperada disminución de sus beneficios, la empresa menciona los altos costes de exploración, los problemas de seguridad en Nigeria y los trabajos de mantenimiento en la producción de crudo y gas, así como la debilidad del dólar australiano.

Tras conocerse este comunicado, las acciones de Shell caían 3,1% hasta situarse en 2127 peniques.