Londres. Royal Dutch Shell dio a conocer este jueves ambiciosos planes de crecimiento junto con decepcionantes resultados para el cuarto trimestre, lo que planteó preocupaciones sobre los retornos que generarán los nuevos proyectos.

La compañía petrolera más grande de Europa por capitalización de mercado dijo que incrementará sus inversiones para generar un 50% de aumento en el flujo de caja y un 25% de crecimiento en la producción de petróleo y gas en los próximos años.

Sin embargo, los resultados para el cuarto trimestre y para todo el año más débiles a los esperados, en parte debido a los bajos márgenes de refinamiento en toda la industria, y una anémica alza del dividendo, sugirieron que las inversiones generarían una caída en los retornos.

Las acciones clase A que cotizan en Londres de la compañía con sede en La Haya anotaban una caída de un 1,5% a las 12:00 GMT, frente a la caída del 0,7% en el índice de petróleo y gas del Stoxx Europe 600.

Los analistas en Investec dijeron estar preocupados por el constante gasto de inversión de Shell, que temían significaba que la compañía estaba gastando "más por menos".

"Esperamos ver un reducción material en el consenso de las cifras de ganancias para todo el 2012/2013", escribieron en una nota de investigación.

Shell dijo que preveía el regreso a un sólido crecimiento de la producción en los próximos años, después de casi una década. Aparte del 5% de aumento en el 2010, la producción del grupo ha caído cada año desde el 2002.

"La producción de petróleo y gas debería promediar alrededor de unos 4 millones de boe (barriles de petróleo equivalente por día) en el 2012-18", dijo la compañía en un comunicado.

La producción promedió 3.215 millones de boe/d en el 2011, una caída de un 3% respecto a 2010.

Este crecimiento estará generado por mayores gastos de inversión de capital, que se incrementará este año a US$32.000 millones a US$33.000 millones, desde los US$31.500 millones el año pasado, indicó Shell.

Cuarto trimestre decepciona. La petrolera informó que su ganancia en una base de costo actual de suministro fue de US$6.460 millones, ayudada por beneficios extraordinarios gracias a la venta de activos.

Excluyendo ítemes extraordinarios, el resultado aumentó un 18% a US$4.850 millones, por debajo de un pronóstico promedio de US$5.170 millones obtenido en un sondeo realizado a nueve analistas.

El crudo Brent de precios promedió US$109 por barril el último trimestre, por encima de los US$88 que registró en el mismo período un año atrás.