La mayor comercializadora de combustibles del mundo, Shell, de origen anglo holandés, pretende invertir US$1.000 millones en los próximos 10 años para nuevas gasolineras de su marca en México, además de soporte a algunos proyectos de infraestructura de transporte.

Durante la inauguración de su primera estación de servicio ubicada en Tlalnepantla, Estado de México, el director general de la empresa en México, Alberto de la Fuente, y el director de Downstream, Andrés Cavallari, explicaron que con ello quieren abrir entre uno y dos de estos establecimientos a la semana durante 2017.

La primera estación de servicio es propiedad de un empresario que la opera bajo el modelo de franquicia. 

La primera estación de servicio es propiedad de un empresario que la opera bajo el modelo de franquicia. Tendrá una tienda de conveniencia de marca propia, Shell Select, venderá gasolina regular de marca Shell Súper y Premium, conocida como Shell V Power.

Alberto de la Fuente, director de Shell en México, ya había destacado en 2016 que el país era uno de los destinos más interesantes para las inversiones de las grandes petroleras porque cuenta con una buena dotación de recursos que generarán importantes retornos en el mediano y largo plazo, una vez que se estabilice el precio del petróleo.