La petrolera Shell frenó la producción de su única refinería en Argentina debido a una falla eléctrica, dijo este miércoles un portavoz de la compañía.

La planta, con una capacidad de refinación de 113.000 barriles equivalentes de petróleo por día, dejó de producir el martes y permanecerá cerrara por aproximadamente cuatro días, precisó.

"Nuestros equipos técnicos están trabajando para restablecer la normal operación de la refinería, lo cual se hará en forma paulatina", agregó.

La instalación, cuya producción representa alrededor del 18% de la capacidad de refinación en Argentina, está ubicada en la ciudad de Avellaneda, en los suburbios de Buenos Aires.