Bruselas. ArcelorMittal, la mayor siderúrgica mundial, escindirá su división de acero inoxidable, en una medida que podría desatar la consolidación de una industria europea castigada por la sobrecapacidad.

La apertura del capital de Euronext a comienzos del año próximo podría generar el impulso necesario para un nuevo intento de fusionar la operación con un rival como el español Acerinox o la finlandesa Outokumpu Oyj, según opinaron analistas.

En junio, ArcelorMittal dijo por primera vez que separaría la unidad de acero inoxidable -que representó un 7 por ciento de las ventas del grupo el 2009-, tras años de perseguir una fusión para recortar costos.

Pero este miércoles el grupo reveló que entregará acciones de la unidad -que en el 2009 generó ventas por US$4.200 millones- a razón de 1 por 20 en el primer trimestre del 2011.

Jeff Largey, analista de Nomura, estima una capitalización de mercado de la unidad en unos US$2.800 millones, e incluyendo cerca de US$1.000 millones en deuda neta, un valor de empresa cercano a US$3.800 millones.

Eso se compara con un valor de mercado de 3.900 millones de dólares de Acerinox y de 3.300 millones de dólares de Outokumpu.

La demanda global por acero inoxidable, que se en cubiertos y hasta en instrumentos quirúrgicos - es encabezada por Asia, mientras que el estancado consumo de Europa ha llevado a un exceso de capacidad en esa región.

"Dada la sobrecapacidad en la industria, existe una necesidad de consolidación y racionalización. El ingreso de ArcelorMittal Stainless como una unidad individual, que cotice por separado, podría servir como un catalizador para ese fin", opinó Largey.

"Algo que sí hace es poner otro factor en el mercado. Ahora se tendrá a tres productores de acero inoxidable que cotizan por separado. Por lo que esto ayuda desde esa perspectiva, desde un punto de vista de valoración", agregó.