Washington. Los ingresos de la siderúrgica brasileña CSN subieron un 29% en el segundo trimestre respecto al mismo período del 2010, superando las proyecciones de analistas después de la venta de su participación en la mina de carbón Riversdale ayudó a impulsar sus resultados, dijo este martes la compañía.

El mayor grupo acerero diversificado de Brasil reportó una ganancia neta de US$700 millones (1.140 millones de reales), un aumento del 29% respecto a los 880 millones de reales (US$561 millones) del año previo y un 85% más frente a los tres primeros meses del 2011.

Las ganancias netas superaron la estimación promedio de 958,4 millones de reales (US$611 millones) de un sondeo Reuters realizado a siete analistas.

En abril, CSN logró un acuerdo para vender su 19,9% de propiedad en la mina de carbón australiana Riversdale Mining Limited a Rio Tinto por 780 millones de dólares australianos (US$859 millones).

El Ebitda ajustado, o las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, cayó un 1% respecto al año previo hasta 1.770 millones de reales (US$1.128 millones), pero superó por poco las estimaciones de analistas.

El Ebitda ajustado, o las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, cayó un 1% respecto al año previo hasta 1.770 millones de reales (US$1.128 millones), pero superó por poco las estimaciones de analistas.

El Ebitda como porcentaje de ganancias cayó a un 41% desde un 46% el año anterior, lo que no cumplió con la proyección de un margen del 42,6%.

Las ganancias subieron un 12% a 4.320 millones de reales (US$2.755 millones) mientras "el precio y volumen de las ventas de la división de mineral de hierro de la compañía creció", dijo CSN en un documento presentado ante el regulador del mercado.

El negocio de acero de la compañía representó un 57% de las ganancias, y el mineral de hierro representó un alza del 34%.

Los costos de bienes vendidos subieron un 11% frente al primer trimestre del año hasta 2,49 millones de reales (US$1,5 millones), debido a los mayores volúmenes de hierro y acero vendidos.

En comparación al segundo trimestre del 2010 los costos de bienes subieron un 26%.

Los gastos y costos operacionales podrían subir en el segundo trimestre en comparación a los tres primeros meses, debido a los mayores sueldos y costos de proveedores, dijo la compañía.

CSN dijo que el escenario sigue siendo positivo para su negocio en Brasil, a pesar de la desaceleración de la economía en el último año.

Aunque el consumo de acero ha caído un 5,6% hasta 12.600 millones de toneladas en la primera mitad del 2011 frente al año previo, sólo 1,7 millones de tonelada de ello está destinado a importaciones, que cayeron un 36% desde el año previo.

La demanda del sector automotriz de Brasil sigue firme y se espera que la demanda del sector de construcción civil crezca a una tasa mayor que el resto de la economía, dijo CSN.