Santiago. La siderúrgica chilena CAP registró una pérdida de US$10,6 millones en el tercer trimestre debido a la difícil situación del sector a nivel mundial y por efectos impositivos.

La pérdida de CAP contrastó con la utilidad de US$143,1 millones reportada entre julio y septiembre del 2011.

La empresa explicó el mal desempeño por los efectos en las operaciones de "la debilidad exhibida por el precio internacional del hierro y la difícil situación que enfrenta la actividad siderúrgica mundial".

Además lo atribuyó a "la necesidad de reflejar de inmediato los efectos de la ley de reforma tributaria", que subió la tasa a las ganancias de las empresas del 17% al 20%.

Los ingresos ordinarios de la firma cayeron un 42,4% en el trimestre, para ubicarse en US$489 millones.

En el segmento de minería los ingresos disminuyeron un 27,9% "como consecuencia de menores despachos físicos" y una caída del 40,5% en el precio promedio de los productos despachados, a causa de ajustes de valores en el mercado global del hierro.

En los segmentos de acero y procesamiento de acero también se registraron menores despachos y precios.

Con el resultado trimestral, CAP acumuló utilidades por US$164,6 millones en los primeros nueve meses, comparado con los US$363,4 millones del mismo lapso del 2011.

La ganancia antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización (EBITDA) cayó en los primeros nueves meses un 37,9% a US$579,6 millones.

La compañía informó sus resultados tras el cierre de los mercados. Los papeles de CAP finalizaron la jornada con una baja del 0,46%, a 16.636 pesos por acción.