Helsinki. La compañía siderúrgica sueca SSAB y la finlandesa Rautaruukki anunciaron este miércoles su intención de fusionarse para crear uno de los mayores productores de acero de los países nórdicos.

La operación, que cuenta con el beneplácito de las juntas directivas de ambas empresas, se realizaría a través de una oferta pública de adquisición (OPA) valorada en 1.100 millones de euros.

La oferta de intercambio de acciones de la sueca SSAB incluye una prima del 20% respecto al precio medio de los títulos de Rautaruukki durante los últimos tres meses.

La fusión, que debe ser aprobada por los accionistas de ambas compañías y por las autoridades de la competencia, crearía una empresa con una facturación anual de 7.300 millones de euros, cerca de 17.500 empleados y una capacidad de producción de 8,8 millones de toneladas de acero al año.

La sueca SSAB controlaría el 58% del capital y el 75% de los derechos de voto del grupo resultante, aunque el principal accionista sería la empresa pública de inversiones finlandesa Solidium, con el 16,8% de los títulos.

Según ambas siderúrgicas, la fusión permitirá reducir los costes operativos en 150 millones de euros anuales, lo que mejorará sustancialmente la rentabilidad del grupo en un sector afectado por el exceso de producción y la fuerte competencia.

De concretarse la operación, la nueva empresa tendrá su sede en Estocolmo y contará con fábricas en Suecia, Finlandia y Estados Unidos.