Washington. Los líderes de las principales siderúrgicas de Estados Unidos y grupos relacionados pidieron este jueves al presidente Donald Trump que imponga con urgencia medidas comerciales para frenar el exceso de capacidad del sector del acero y frenar las importaciones, que afirman están minando a la industria local.

El Instituto Americano del Hierro y el Acero (AISI, por su sigla en inglés) envió una carta a Trump pidiéndole que actúe inmediatamente bajo la “Sección 232” de una ley estadounidense sobre comercio de 1962, que permite imponer restricciones para proteger la seguridad nacional.

“Lo instamos a implementar un remedio que sea integral y de amplio alcance, que cubra todas las grandes fuentes de importación de acero y la variedad total de productos del acero, con excepciones limitadas para productos que actualmente no están disponibles en Estados Unidos”, dice la carta, a la que Reuters tuvo acceso.

Entre las compañías que firmaron figuran Alton Steel, AK Steel Corp, Cleveland-Cliffs Inc, TimkenSteel Corp, Nucor Corp y ArcelorMittal USA.

El resultado de la investigación fue entregado a Trump el mes pasado. El republicano tiene 90 días para responder.

La carta es la segunda que la industria del acero envía en cinco meses a Trump, quien prometió durante su campaña presidencial que protegería a los trabajadores siderúrgicos estadounidenses de las importaciones y ordenó una investigación sobre las importaciones bajo la sección 232.

El resultado de la investigación fue entregado a Trump el mes pasado. El republicano tiene 90 días para responder.

Una portavoz de la Casa Blanca no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Obligar una reducción del exceso de producción en China, que ahora suministra la mitad del acero del mundo, es una meta clave de cualquier potencial restricción.

Estados Unidos, el mayor importador de acero del mundo, y China han estado enfrentados durante largo tiempo sobre cómo enfrentar el exceso de capacidad en el sector siderúrgico global. Pekín afirma que ha hecho su parte para enfrentar el problema mediante una reducción de capacidad.