La empresa alemana Siemens firmó este lunes en menos de dos semanas un tercer contrato con la estatal boliviana Empresa Nacional de Electricidad (Ende) por US$397,5 millones para la ampliación de la termoeléctrica Campo Pajoso, ubicada en el departamento de Tarija, sur del país.

Asimismo, el presidente boliviano Evo Morales anunció que Siemens brindará financiamiento por US$700 millones para la ampliación de una una cuarta central en el Chaco boliviano, con una capacidad de 800 megavatios (MW).

"Los alemanes financiarán con US$700 millones nuevas turbinas y nueva tecnología para que nuestra termoeléctrica llegue a generar 1.280 megavatios", dijo Morales tras reunirse en la ciudad boliviana de Yacuiba con Joe Kaeser, presidente de Siemens AG.

La termoeléctrica de Campo Pajoso aumentará hasta 2019 la producción de electricidad de 160 a 480 megavatios (MW). El ministro boliviano de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, informó que el contrato con Siemens contempla instalar cuatro turbinas de gas y cuatro turbinas a vapor.

"No solo queremos hacer negocios con ustedes sino ser socios de Bolivia en su camino de modernización al futuro (...) Bolivia no quiere ser un país que tiene materias primas sino que quiere vender energía", destacó Kaeser tras reunirse con Morales.

Siemens se adjudicó un primer contrato por US$392,5 millones para elevar de de 200 a 480 MW la producción energética de la central termoeléctrica de Warnes, en el departamento de Santa Cruz, al este del país.

El segundo contrato fue adjudicado la semana pasada por US$378 millones para aumentar la producción de electricidad de 100 a 480 (MW) de la planta termoeléctrica de Entre Ríos, en el departamento de Cochabamba, centro de Bolivia. Siemens recibirá un total de US$1.168 millones por los tres trabajos de ampliación.

Bolivia produce ahora unos 1.500 megavatios y la demanda interna alcanza a 1.300 megavatios, el resto será exportado por la Empresa Nacional de Electricidad a países vecinos.