Siemens y Alstom han firmado un Memorando de Entendimiento para combinar el negocio de movilidad de Siemens, incluyendo su área de sistemas de tracción ferroviaria, con Alstom. La transacción reúne a dos player innovadores del mercado ferroviario con una promesa de valor más baja para el cliente y un gran potencial operativo. Las dos empresas son complementarias en gran medida, tanto en términos de actividades como de geografía. Siemens recibirá nuevas acciones emitidas por la compañía fusionada que representan el 50% del capital social de Alstom sobre una base totalmente diluida y la autorización que le permite adquirir acciones de su par, que representan dos puntos porcentuales de su capital social.

La nueva entidad se beneficiará de una cartera de pedidos de 61.200 millones de euros, unos ingresos de 15.300 millones, un EBIT ajustado de 1.200 millones y un margen EBIT ajustado del 8,0%, basado en la información extraída de los últimos balances financieros anuales de Alstom y Siemens. Con su fusión se esperan generar sinergias anuales de 470 millones de euros al cuarto año y apunta a un efectivo neto al cierre entre 500 y 1.000 millones de euros. La sede mundial, así como el equipo directivo de Rolling Stock, se ubicará en París y la nueva entidad permanecerá en Francia. La sede de Mobility Solutions estará ubicada en Berlín. En total, la nueva entidad tendrá 62.300 empleados en más de 60 países.

Los negocios de las dos compañías son, en gran medida, complementarios. La entidad fusionada ofrecerá una gama de productos significativamente mayor y soluciones diversificadas para satisfacer las necesidades específicas de cada cliente, desde plataformas de mercado de alto coste y tecnologías de gama alta. La huella global permite a la empresa fusionada acceder a los mercados en crecimiento como Oriente Medio, África, India, Centroamérica y América del Sur donde Alstom está presente. Por otro lado, China, Estados Unidos y Rusia son los países donde Siemens estará activo.

Siemens es una empresa global de tecnología que se destaca, desde hace 170 años, por su excelencia en ingeniería, innovación, calidad y confiabilidad. Presente en más de 200 países y con más de 351.000 empleados en el mundo, la compañía se focaliza hoy en las áreas de electrificación, automatización y digitalización, donde ocupa posiciones de liderazgo.