Viena. Corea del Norte realizó avances significativos en la construcción de un reactor atómico de agua ligera durante el último año, indicó un informe de un organismo controlador de Naciones Unidas, una instalación que ampliaría la capacidad de Pyongyang de producir material para armas nucleares.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) también manifestó, citando datos obtenidos por imágenes satelitales, que se habían estado observando "actividades concretas" en locaciones donde "según se informa" el aislado estado asiático realizó pruebas nucleares en el 2006 y el 2009.

Pero "sin acceso a las locaciones la agencia es incapaz de brindar una evaluación técnica del propósito de estas actividades o sobre si está siendo usado material nuclear", señaló el informe anual, emitido por los estados miembros de la IAEA el jueves.

El programa nuclear de Corea del Norte es un "asunto de grave preocupación", expresó la entidad de la ONU, que añadió que las declaraciones del país sobre sus actividades de enriquecimiento de uranio y la construcción del reactor "siguen siendo profundamente confusas".

Corea del Norte dice que necesita energía nuclear para proveer electricidad, pero también ha presumido de su capacidad de disuasión y ha comerciado tecnología nuclear con Siria, Libia y probablemente con Myanmar y Pakistán. Se cree que el país está avanzando con planes para realizar una tercera prueba nuclear.

El estado asiático se ha convertido en el primer país en abandonar el Tratado de No Proliferación Nuclear en el 2003 y ha negado acceso de la IAEA a sus centros atómicos, incumpliendo un acuerdo de febrero en que había pactado permitirlo luego de sus anunciados planes de lanzar un cohete de largo alcance como respuesta a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

En mayo, el sitio de internet 38North indicó que Corea del Norte había retomado la construcción de un reactor de agua ligera experimental (RALE) luego de interrumpir el trabajo en diciembre.

"Progresos a ritmo acelerado". 38North, a cargo del Instituto Estados Unidos-Corea de la Johns Hopkins University y del ex funcionario del Departamento de Estado estadounidense Joel Wit, dijo que cuando el RALE esté operativo podría producir suficiente material como para crear una bomba nuclear por año.

En tanto, el experto estadounidense David Albright estimó una producción potencial mayor, de alrededor de 20 kilogramos de plutonio de calidad armamentista al año, suficiente para cuatro armas nucleares o más. No obstante, reconoció que ese material también podría generar electricidad.

"Creo que quieren desarrollar esto también como una vía de (producción de) electricidad, por lo que es realmente un tema de uso dual, y no sabemos qué van a hacer. Corea del Norte podría hacer ambas cosas", manifestó Albright.

Un programa de generación de uranio altamente enriquecido junto con esto podría permitir a Corea del Norte aumentar significativamente la cantidad de dispositivos nucleares que puede generar, brindándole tanto armas nucleares como grandes reservas de uranio.

La IAEA dijo que se había producido un "avance significativo" en la construcción del reactor desde su informe anterior, hace un año.

El avance incluye la colocación de una cúpula en la construcción que contiene al reactor e indicios de que se habrían instalado algunos componentes en el lugar.

También se ha construido un sistema de bombeo de agua desde un río hasta el reactor, con fines de enfriamiento, añadió el informe de la IAEA.

"Sin embargo, sin acceso al sitio, la agencia es incapaz de evaluar las características del diseño del RAL o la posible fecha de conclusión", señaló la agencia con sede en Viena.

Un reporte de comienzos de agosto del grupo de expertos que integra Albright, el Instituto para la Ciencia y la Seguridad Internacional, dijo que imágenes satelitales de mayo y junio mostraban "progresos a ritmo acelerado" en la construcción.

Según ese grupo, el reactor podría estar terminado en la segunda mitad del 2013.