El sindicato de Ingenieros y Profesionales (Siep) de Enel Generación aceptó modificar el plazo de inicio de su huelga legal para el 15 de enero, fecha en la que, dijeron, es “definitiva de paralización”.

Según argumentaron a través de un comunicado, la instancia dio el visto bueno para el uso del “último recurso legal disponible” que permitió extender por cinco días la negociación colectiva con la Dirección del Trabajo como mediadora.

La negociación entre la empresa y los trabajadores se ha extendido por casi dos meses, en los que han exigido un 10% de reajuste situación que ha sido negada por la organización de capitales italianos.

Ello, argumentando que la propuesta de los profesionales pone en riesgo la estabilidad financiera de Enel.

Sin embargo, desde el SIEP han refutado esta situación diciendo que lo expuesto por la empresa no se condice con los US$331 millones de utilidades que percibió la compañía durante el primer semestre de 2017.