El sindicato de la bebida (FOEB) se declaró en conflicto e iniciará este miércoles paros y movilizaciones en todo Uruguay, que afectarán el abastecimiento de diferentes productos en los puestos de expendio.

La decisión fue tomada luego de tres meses de desacuerdo con la parte empresarial en la ronda de Consejos de Salarios que se iniciaron el pasado 1º de julio en los grupos de la bebida y el transporte de bebida.

Mientras la empresa propone un crecimiento a tres años de 6,22%, los trabajadores aspiran que sea de “dos dígitos”, es decir, de 10% o más, según explicó el dirigente Richard Read. Ello, además, debería ir con una base de inflación de siete puntos y no de cinco, agregó el gremialista.

Este miércoles habrá paro general en todas las fábricas de bebidas de Uruguay, en tanto que el jueves está previsto un paro en el transporte de bebidas, con una “camionada” a partir de las 10 horas por el centro de Montevideo y las inmediaciones del Palacio Legislativo. Las medidas seguirán este viernes, lunes y martes, también en el interior.

Read aseguró que el sindicato “tiene argumentos” para solicitar 10% o más de crecimiento salarial en un convenio salarial a tres años. Dijo que hubo varias reuniones con los fabricantes, pero las posiciones se mantienen sin cambio.