Unos 80.000 trabajadores de la construcción en Panamá se irán a una huelga nacional indefinida el 23 de abril próximo si antes no alcanzan un acuerdo con la patronal del sector para suscribir un convenio colectivo con mejoras salariales, informó hoy una fuente sindical.

La huelga en todas las obras de construcción del país fue decidida entrada la noche en una asamblea general por el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción (Suntracs), señaló el secretario general la organización sindical, Saúl Méndez.

Las bases del Suntracs acordaron esta fecha para la huelga, tras ponderar otros días como el 28 de abril y el 6 de mayo.

Méndez indicó que la huelga fue convocada luego de considerar como "insuficiente" una propuesta de ajuste salarial presentada por la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC), pero que seguirán negociando para tratar de llegar a un acuerdo.

"Si no se alcanza un acuerdo que las partes consideren como satisfactorio, pues los trabajadores iniciarán una huelga el 23 en todas las obras de construcción de país, exigiendo la firma del convenio colectivo y un salario digno", dijo Méndez.

Explicó que la CAPAC presentó este miércoles una propuesta de aumento salarial del 4% en 2014, un 2% en 2015, el 2% en 2016 y un 2% en 2017, lo cual, dijo, "es irrisorio frente a los millones que se meten los empresarios en los bolsillos anualmente".

Méndez remarcó que es "insuficiente" este incremento "en función de una industria millonaria que en los últimos ocho años incrementó sus ganancias en 337%, mientras que los salarios crecieron en un 18% en el mismo periodo".

Por su parte, el secretario de organización del Suntracs y candidato presidencial del Frente Amplio por la Democracia (FAD), Genaro López, dijo que faltan por negociar 32 cláusulas de la convención colectiva que tienen que ver con el aumento del salario mínimo y su equiparación para todos los trabajadores del sector del país.

En cuanto a la propuesta presentada por la patronal, López señaló que en cifras reales es aproximadamente unos US$0,11 de aumento la hora para la categoría de ayudante, lo que considera "muy bajo".

López precisó que el sindicato propone un incremento del 50%, pero que es una propuesta para empezar a negociar, aunque reconoció que al menos la CAPAC hizo la suya que, expresó, "tendría que ser mejorada".

Destacó que se mantendrán negociando todos los días hasta el 23 en la madrugada, cuando debe empezar la huelga en la que participarán unos 80.000 trabajadores directos de la industria de la construcción de todo el país.
"Esa es una medida (de presión) para poder lograr un acuerdo", resaltó López.

En tanto, la CAPAC ha respondido señalando que de los US$5.000 millones que las empresas de la construcción invierten al año, aproximadamente un 35% se paga en mano de obra.