Santiago. El sindicato de la chilena Escondida, la mayor mina de cobre del mundo, dijo este viernes que veía un "escenario favorable" para un acuerdo de nuevo contrato con la empresa, en el inicio de una negociación marcada por el fantasma de la histórica huelga del año pasado.

En una carta a sus afiliados, el sindicato del yacimiento controlado por la minera global BHP dijo que la firma se comprometió a responder a la propuesta de contrato este lunes a las 15.00 hora local (1900 GMT).

"Como esperábamos, se han ido cumpliendo los hitos y se presenta un escenario favorable para desarrollar negociaciones que permitan alcanzar un acuerdo satisfactorio", dijo la agrupación, destacando la fortaleza en el precio del cobre.

Tras una semana estelar, el valor del metal rojo cerró este viernes cerca de los US$3,30 la libra, su mayor nivel en cuatro años y medio, ante temores a eventuales interrupciones en el suministro de Escondida.

"Estamos convencidos que las condiciones objetivas no justificarían (...) no alcanzar un acuerdo razonable y con esa mirada iniciaremos las conversaciones", agregó el sindicato.

La instalación de la mesa de discusión entre las comisiones delegadas de ambas partes se produciría en julio.

El nuevo diálogo se da tras las truncas negociaciones del año pasado, cuando los trabajadores decidieron en marzo del 2017 terminar una paralización legal de más de 40 días acogiéndose a una extensión del contrato vigente por 18 meses.

Entre las actuales demandas está un bono equivalente al 4% de las utilidades entregadas a los accionistas en 2017, lo que sería equivalente a unos US$34.000 por trabajador, además de un ajuste salarial del 5%.

La empresa y el sindicato fracasaron en un intento adelantado de negociación en abril, que buscaba alejar el riesgo de una nueva huelga como la del año pasado, que dejó enormes pérdidas al yacimiento y a la economía del país.